El arzobispo de Toledo y Primado de España, Francisco Cerro. / Arzobispado de Toledo

Un arzobispo afirma que los abusos sexuales no sólo existen en la Iglesia

El arzobispo de Toledo asegura que la Iglesia siempre debe buscar la verdad

J.M.L. Toledo

El arzobispo de Toledo y Primado de España, Francisco Cerro, declaró este lunes que el problema de los abusos sexuales en el seno de la Iglesia no sólo afecta al clero sino a «todo el conjunto de la sociedad española». El arzobispo, que había acudido a una rueda de prensa para presentar la campaña de lucha contra el hambre de la ONG Manos Unidas, respondió de esa manera al ser preguntado por la propuesta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que sea el Defensor del Pueblo quien investigue esos abusos con la ayuda de una comisión especial formada por expertos independientes.

En cuanto a la posibilidad de que miembros de la Iglesia formen parte de esa comisión, señaló que tendrá que ser la Conferencia Episcopal la que decida «para buscar la verdad y la mejor solución pensando siempre en las víctimas». «Esto debería aplicarse a todas las demás realidades donde pueden suceder estos abusos y se pueden dar esas situaciones», añadió el arzobispo de Toledo, que insistió en que «la Iglesia hará sus deberes pero también deben hacerse desde todas las realidades».

En cuanto a las inmatriculaciones irregulares de inmuebles que la Iglesia española realizó entre 1998 y 2015 y que ha reconocido la Conferencia Episcopal, Francisco Cerro afirmó que «no se puede hablar de devoluciones sino de dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios». «Si se demuestra que estas propiedades no son nuestras, se entregan y ya está», remarcó.