Borrar
Policía Nacional
Arrestan a un policía local de Benidorm y a su hijo, agente en prácticas, en una operación antidroga iniciada en Málaga

Arrestan a un policía local de Benidorm y a su hijo, agente en prácticas, en una operación antidroga iniciada en Málaga

Los investigadores se han incautado de un alijo de 250 kilos de hachís y han detenido a otras cuatro personas

Juan Cano

Málaga

Viernes, 23 de febrero 2024, 11:38

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con las autoridades marroquíes, han desmantelado una organización dedicada presuntamente al tráfico internacional de drogas. La investigación, iniciada en Málaga, ha conducido a la detención de seis personas en la provincia de Alicante. Entre los arrestados hay un policía local de Benidorm y su hijo, que es policía nacional y que aún estaba en el periodo de prácticas.

La operación, bautizada con el nombre de 'Lemming', se inició a principios de 2023. Tras una intervención realizada en Málaga capital, los agentes de la Udyco-Costa del Sol detectaron la existencia de una organización internacional dedicada a la importación de grandes partidas de droga desde Marruecos y tiraron de aquel hilo.

Los investigadores averiguaron que uno de los miembros de la red estaba encargándose, personalmente, de organizar un transporte de droga con destino a España. En el mes de septiembre, supieron que este hombre había realizado varios viajes a Melilla y a Marruecos para entrevistarse con proveedores de droga en ese país, según ha informado la policía.

Una vez cerrado este acuerdo, la organización comenzó con los preparativos para el transporte, buscando la financiación necesaria para poner en marcha la importación de la droga. Para realizar el transporte, los arrestados adquirieron una furgoneta para desplazarse al país africano y viajar con la droga en su interior. Habilitaron un amplio hueco a modo de doble fondo en el que esconder el estupefaciente y evitar que pudiese ser localizada en el caso de una posible inspección policial. Si la operación tenía éxito, la idea era utilizar esta fórmula para futuros transportes.

En diciembre, cuando ya tenían la furgoneta preparada, uno de los detenidos se desplazó con el vehículo hasta Melilla. Allí lo estacionó y regresó de nuevo a Alicante, a la espera de recibir confirmación por parte de los proveedores de que la droga estaba lista. Un mes después, cuando les informaron de que el estupefaciente ya podía ser recogido, un miembro de la red viajó de nuevo a Melilla para conducir la furgoneta hasta Marruecos, donde la entregaría a otro miembro de la organización encargado de cargar la droga.

Esta carga se demoró unas semanas más, lo que la banda aprovechó para ultimar los detalles del transporte. En febrero, se hizo el traslado de la droga con la furgoneta en un 'ferry' desde Nador hasta Almería. En ese momento se estableció un dispositivo para seguir al vehículo y que terminó en Alfaz del Pi (Alicante), donde se detuvo al conductor y se intervinieron los 250 kilos de hachís.

Posteriormente, los agentes detuvieron a los otros cinco integrantes de la organización -entre ellos, los dos policías- y se realizaron cuatro registros, en los que se intervinieron una pistola y un revólver, además de múltiple munición de distintos calibres.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios