Stronger together. Imagen extraída del perfil oficial de Instagram de la Guardia Civil @guardiacivil062 / Jesús sanz

34 años de la incorporación de la mujer en la Guardia Civil

La AEGC reclama una mayor visibilidad de la mujer en la Benemérita para aumentar y consolidar su presencia en el cuerpo

CANARIAS7 Madrid

En el día de la Mujer, tras 34 años de su incorporación en la Benemérita, la AEGC (Asociación Española de Guardia Civil) se pregunta cuál es la razón de su escasa presencia en este cuerpo en el que la mujer representa tan sólo un 8'57% de la plantilla.

En comparación con otros cuerpos de seguridad nacional, la Guardia Civil es uno de los organismos con menor presencia femenina, siendo el cuerpo de Mossos d'Esquadra el que goza de una mayor presencia representando la mujer un 21% del total del cuerpo, seguido de la Policía Nacional con el 16,25 %, Ertzaintza con el 14,5 % y las Fuerzas Armadas con un 12'7% de su plantilla.

En 1989 eligieron como futuro profesional la Guardia Civil 197 mujeres, hoy 34 años después apenas hay 5.500, es decir, si dividimos el total actual por los años pasados desde la primera promoción nos sorprenderíamos al comprobar que solo 162 mujeres se incorporarían cada año a esta Institución.

Esta escasa presencia femenina se manifiesta en todas las escalas: en la de oficiales con un 4,18%, en suboficiales con un 4,28% y en cabos y guardias con el 9,24 % del total de la plantilla de la escala.

Todo ello se traduce en que la Guardia Civil cuente con solo 8 mujeres teniente coronel, mientras que en el CNP su equivalente en mando, inspectoras jefe, están entorno a las 150. No obstante, si bien hay mujeres en el cargo de Comisario en la Policía, aún no hay una mujer Coronel, lo que también supone un desfase.

Para AEGC detrás de esta falta de atractivo de la Benemérita podría estar la diferencia de los tiempos de ascenso entre los dos cuerpos policiales. Mientras en el CNP son 2 años aproximadamente en la escala ejecutiva, en la Guardia Civil son 5 años. Un problema que afecta por igual a hombres y mujeres en esta Institución, pero que es un freno mayor para la mujer cuando quiere ser madre.

Además mientras en el CNP la mujer se pudo incorporar desde el inicio a las tareas de mando (las primeras mujeres llegaron a la Policía en 1979 y ese mismo año 42 mujeres fueron nombradas inspectoras). No ocurrió así en la Guardia Civil, lo que puede haber llevado a la situación actual de retraso de plena integración.

La AEGC subraya el valor de la incoporación de la mujer a las FCSE que ha contribuido a modernizar dichos organismos y mejorar las condiciones laborales de los mismos para todos sus componentes, tanto hombres como mujeres. Es por esto, que para la asociación resulta necesaria la incrementación de la presencia de la mujer en el Cuerpo en pro del avance de la conciliación y corresponsabilidad a través de campañas específicas que den una mayor visibilidad a las mujeres de este cuerpo y la importancia de la presencia de éstas en dicho organismo.

De igual manera, la Asociación denuncia que la DGGC no está aprovechando lo suficiente la oportunidad de tener al frente de la Institución a una mujer, María Gámez Directora General de la Guardia Civil.

Finalmente, la AEGC asegura que será imposible alcanzar o si quiera acercarse a la paridad en ninguna de las escalas si el incremento porcentual de la presencia femenina continúa con el ritmo de crecimiento que ha ido adquiriendo en los últimos años, ya que se han necesitado unos 12 años para incrementar la presencia femenina en tan solo 2'5 puntos.