Imagen del público asistente a un concierto reciente celebrado en al Auditorio Alfredo Kraus de la capital grancanaria. / C7

Amós García: «Hay que controlar que no se dispare, a más covid más hospitalizados»

El epidemiólogo afirma que la alta incidencia que sufre el archipiélago no ha provocado un impacto en el número de ingresos en UCI y fallecimientos

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

Canarias está viviendo en estos días un incremento notable de los contagios de coronavirus que podría equipararse al sufrido en anteriores oleadas. Sin embargo, este repunte, de momento, no se ha traducido en un incremento alarmante de los ingresos hospitalarios y de los fallecimientos, asegura el jefe de sección de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias, Amós García Rojas. No obstante, el experto reconoce «la necesidad de controlar que la incidencia no se dispare de forma absoluta».

«A mayor número de contagios, mayor posibilidad de casos graves. No es lo mismo vivir con 10.000 casos leves, que dan lugar a más casos graves, que con 1.000», explica el epidemiólogo que reconoce que quizás las islas estén viviendo una séptima ola pandémica muy diferente a las anteriores. « Tenemos una incidencia acumulada importante pero ese impacto no se escenifica en el contexto más terrible; en el de las UCI y los fallecimientos. Tenemos cifras razonablemente positivas -aunque cuando hay un fallecido, siempre es terrible- en comparación a otras épocas en las que hemos tenido una incidencia acumulada igual pero un impacto muy superior. Esta vez ese impacto está amortiguado por las vacunas y porque las nuevas variantes son menos virulentas», manifiesta el también presidente de la Sociedad Española de Vacunología.

Este aumento de la transmisión comunitaria es, según reconoce, muy obvia. «Ahora mismo es raro no conocer a alguien con covid, pero sí lo es conocer a algún hospitalizado o enfermo grave», señala García que recuerda que el virus «no va a desaparecer, va a seguir conviviendo con nosotros, pero tenemos que convertirlo en uno más y eso pasa por quitarle su cara más dramática; fiscalizar su peor rostro, el vinculado a los ingresos y a los fallecimientos», insiste el especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública.

Horizonte festivo y preocupante

García reconoce que los carnavales y las fiestas patronales veraniegas propician la confluencia de muchas personas y, por tanto, pueden favorecer la expansión del virus, por eso recomienda el uso de la mascarilla FFP2 a los más vulnerables. «Es verdad que la covid puede llegar a estas personas a través de algún familiar, pero si se meten en un sarao con 10.000 personas sin mascarilla tienen muchas posibilidades de infectarse», dice García sobre las personas mayores o con factores de riesgo frente a la enfermedad.

En opinión de García, el aumento de la incidencia se debe a dos razones; la distensión de las medidas de control frente al virus y la aparición de nuevas subvariantes caracterizadas por una mayor capacidad de transmisión y una menor virulencia.

La incidencia acumulada en mayores de 60 años está actualmente en riesgo medio en Canarias, con 1.001 casos por 100.000 habitantes en catorce días. Para subir un escalón y situarse en riesgo alto tendría que superar los 1.500 casos por 100.000 habitantes, un nivel de transmisión que, según García, no supondría una situación crítica mientras no impacte en la presión asistencial.

Respecto al uso de la mascarilla en interiores, el epidemiólogo recuerda que solo es obligatorio en los ámbitos donde se trata a personas vulnerables. No obstante, recomienda su uso a quienes no hayan completado la pauta de vacunación.

Acerca del perfil de las personas hospitalizadas, García indicó que muchos de los pacientes con coronavirus han ingresado por otras patologías. «Según un estudio del Instituto Carlos III, la mitad de los ingresos es de personas con covid y la otra mitad por covid». En cuanto a las muertes, afirma que corresponden a personas con una salud muy deteriorada que fallecen por o con el covid.