Avión de transporte A400M con un kit de extinción de incendios extraíble. / aIRBUS | Vídeo: Atlas

Airbus ensaya con éxito un avión para apagar incendios forestales

El aparato es capaz de arrojar 20.000 litros de agua en diez segundos

J.M.L. Guadalajara

La compañía aeronáutica Airbus ha desarrollado con éxito un proyecto de avión de lucha contra los incendios forestales. Los ensayos de vuelo de este aparato se han llevado a cabo en el campo de maniobras de Uceda (Guadalajara), en una provincia que precisamente este verano ha sufrido varios fuegos de importancia en su superficie forestal.

Para ello, ha incorporado un kit de extinción de incendios extraíble en su avión de transporte A400M, que es capaz de arrojar 20.000 litros de agua en menos de diez segundos. El avión, que llegó a alcanzar una altura de 150 pies y una velocidad de 125 nudos, triplica la capacidad de almacenamiento de agua de los actuales hidroaviones y supera con creces a los que posee el Ejército del Aire que pueden lanzar unos 6.000 litros de agua.

Según Airbus, la finalidad de su ejercicio, que se realizó durante tres días en horario diurno y en colaboración con las Fuerzas Aéreas y el Ministerio para la Transición Ecológica, ha sido validar la cantidad y el tiempo de descarga del agua así como comprobar si el A400M puede adaptarse a la lucha contra los incendios forestales. En este sentido, este avión apenas requiere modificaciones en su diseño para incorporar el tanque de agua en un depósito de la bodega de carga con dos puertas independientes que alimentan tuberías de inundaciones, expulsándose el agua por una rampa trasera.

Descarga de agua desde el avión A400M. / AIRBUS

Volar de noche

En los ensayos efectuados en el campo de maniobras de Uceda que el Ejército utiliza desde 1981, este aparato de Airbus ha sido capaz de arrojar agua desde tan sólo 150 pies de altura y a una velocidad muy reducida. El siguiente paso de este gigante de la aeronáutica será desarrollar la producción en cadena de este kit contra incendios y probarlo también por la noche ya que en horario nocturno la lucha contra el fuego pierde eficacia al tener que suspenderse buena parte de los operativos.

Actualmente, el A400M puede cubrir distancias de cerca de 9.000 kilómetros y dispone de una bodega de 18 metros de largo por cuatro de ancho y otros cuatro de alto capaz de transportar helicópteros, vehículos blindados, camiones pesados y excavadoras y, en caso de utilizarse para el traslado de tropas, puede llevar a más de 100 soldados. Además, puede repostar en pleno vuelo. Funciones todas ellas a las que ahora se suma su gran capacidad para ayudar a sofocar incendios en los bosques españoles.

El Ejército del Aire español opera hoy con 12 aviones A400M -es el avión de carga y transporte más grande del Ejército- de un pedido inicial de 27 que serán entregados por Airbus antes de 2030 y que sustituirán al mítico C-130 Hércules. Airbus lo ensambla en su factoría de Sevilla y, una vez construido, es operativo en el Ala 31 del Ejército del Aire, con base en Zaragoza, para transportar tropas, repostaje aéreo, evacuaciones y, en un futuro próximo, apagar fuegos.