300.000 palmeras canarias en las islas contabilizadas desde el espacio

27/09/2019

El catedrático Pedro Sosa reivindica el valor de la biodiversidad poniendo como modelo la ‘Phoenix canariensis’, símbolo vegetal de Canarias. La Gomera y Gran Canaria concentran el 67,5% de los ejemplares del archipiélago.

El catedrático de Botánica Pedro Sosa vivió ayer su lección inaugural en el acto de apertura de curso de la ULPGC como «uno de los actos más relevantes» de su vida académica y dedicó ese momento para mirar hacia una de sus pasiones y principales temas de investigación, la palmera canaria (Phoenix canariensis H. Wildpret), como modelo del valor e importancia de la biodiversidad.

Sosa, quien dedicó su intervención a Félix Guillén, destacó la importancia de la especie endémica canaria desde el punto de vista de sus valores etnográficos, estéticos, económicos, ecológicos y éticos. Destacó que Canarias, con Azores, Cabo Verde y Madeira, forman la región biogeográfica de la Macaronesia y constituyen lugares extraordinarios, auténticos laboratorios naturales de evolución y forman parte de un punto caliente de biodiversidad a nivel mundial por la enorme riqueza y especial concentración de especies endémicas y ecosistemas que albergan.

En Canarias unas 680 plantas y más de 3.000 animales son endémicos. «Eso significa que siendo solo el 1,5% del territorio español, nuestra comunidad alberga más de la mitad de los endemismos vegetales de toda España», señaló. Además, el archipiélago acoge 24 de los 125 hábitats naturales españoles incluidos en la Red Europea Natura 2000; 7 de las 49 reservas de la biosfera declaradas por la Unesco y 4 de los 15 parques nacionales de España. «Canarias es el centro de biodiversidad más relevante de la UE», destacó el biólogo.

Y una de las especies más representativas y singulares de las islas y símbolo vegetal del archipiélago es la palmera canaria, Phoenix canariensis H. Wilpret. «La palma canaria, como se denominaba antes, mantiene una estrecha relación no sólo con el medio ambiente y la economía, sino también con la identidad, la cultura, las tradiciones y hasta con la religión de los canarios», afirmó. Numerosos topónimos canarios tienen que ver con la palmera, cuya belleza la hace ser una de las especies ornamentales más extendidas por todo el mundo, resaltando su popularidad en Estados Unidos. Es una embajadora de Canarias. Sosa destacó que La Gomera, con 114.000, y Gran Canaria, con 88.700, son las dos islas que concentran la mayoría de las 300.000 palmeras que se han contabilizado desde el espacio con Google Earth, «un número bajo sabiendo que fuera de Canarias hay millones».

El biólogo apoyó la lucha contra el cambio climático y criticó las acciones que van contra la conservación y recuperación de la biodiversidad. Pedro Sosa reservó tiempo para defender la cica (cyca resoluta) bicentenaria del antiguo hospital San Martín, en riesgo por la remodelación del inmueble de Vegueta para abrir el Museo de Bellas Artes. «Este ejemplar extraordinario es la obra de arte más valiosa del centro», afirmó. Y también criticó que el Ayuntamiento de la capital grancanaria permita el traslado de cinco palmeras centenarias en la Vega de San José, últimas supervivientes de lo que fue un gran palmeral.