20 consejos que te ahorrarán ir al pediatra

YOLANDA VEGA

Con 5 años Lucía Galán (Oviedo, 1978) tuvo meningitis. «Estuve muy malita, recuerdo cada noche en aquel hospital. Cuando me dieron el alta les dije a mis padres que quería ser doctora de niños para que a ninguno más le pasara lo que me había pasado a mí». Aquella niña cumplió la promesa que se hizo a sí misma y ahora acaba de publicar El gran libro de Lucía, mi pediatra (Planeta), 684 páginas con diagnósticos y consejos fruto de años de ejercicio como pediatra y madre. ¡Y se hace corto! Ahí van pistas para reconocer la tos que ‘descubre’ una tosferina, pautas para tratar la diarrea o para mantener la calma con las temidas convulsiones, palabras alentadoras para esas familias apuradas porque ‘el niño se toca’ o porque se ha tragado una moneda, que ninguna de estas dos cosas son tan excepcionales. Sí sería excepcional, dice, que se acostumbrara a ir en brazos porque de bebé le hayan cogido mucho. «Ese es uno de los consejos de la abuela que tanta culpa genera a los padres y madres de ahora. Les dicen: ‘No le cojas que se acostumbra’, ‘No le dejes caminar descalzo que se resfría’. Y no, no se resfría, porque los virus nunca entran por los pies».

De virus hay unas cuantas cosas en el libro... «pero no todo son mocos, toses y cacas. Hay que estar muy alerta a la salud emocional de los niños. A esa niña que lleva dos semanas diciendo que le duele la barriga. Pueden ser parásitos, puede ser celiaca, pero también puede haber ansiedad, depresión, maltrato, bullying...».

– ¿La pediatra tiene pediatra?

– Yo soy la pediatra de mis hijos y normalmente solo les llevo al ambulatorio para que la enfermera les ponga las vacunas. Pero cuando he tenido algún problema serio –y mi hija pequeña ha tenido varias cosillas– la he llevado donde algún compañero y le he dicho: ‘Aquí tienes a la niña, soy una paciente más, haz lo que creas conveniente’. Porque cuando la emoción entra en juego... También tengo un grupo de WhatsApp con amigas pediatras que sirve de consultorio y también de vía de escape.

¿Mi leche será buena?

«La leche materna siempre es buena, ni la hay de baja calidad ni aguada. Todas alimentan y la forma de comprobarlo es que el bebé haga pis 6 o 7 veces al día. La del final de la toma es más grasa y saciante. Ayuda a la lactancia no darle chupete los primeros 15 días».

¿Le quito el chupete?

«Hay que retirarlo antes de los 2 años para evitar el riesgo de deformidad dental y las alteraciones en el paladar. Los niños se hacen especialmente ‘chupeteros’ entre los 15 y los 24 meses. Si puedes, reserva en este periodo el chupete solo para la hora de dormir».

¿Cuántos dientes tienen los niños?

«Los adultos tenemos 32 piezas dentales pero los de leche son solo 20. El primer diente sale en torno a los 6 meses y hasta los 3 les salen el resto. Hay que lavárselos desde que sale el primero, dos veces».

¿Qué hago ante una pesadilla?

«Intenta despertarle suavemente pero no le preguntes qué ha soñado porque reforzarás su miedo. Si son terrores nocturnos el niño parece ‘poseído’, duran unos 10 minutos y no hay que despertarle».

¿Cuántas horas debe dormir los peques?

«El recién nacido duerme entre 16 y 17 horas; a los tres meses, 15 horas. Con 1 año lo habitual son 13 o 14 (10 u 11 de noche y 2 o 3 por el día) y de 1 a 3 años deberían dormir entre 10 y 13 horas diarias».

«Mi hija se toca ‘ahí’»

«Los niños y las niñas se tocan y, aunque es rara antes de los 6 meses, la masturbación se desarrolla entre los 9 y 12 meses hasta los 5 o 6 años. Con 1 año han descubierto los genitales. No hay que reñirle y si lo hace cuando se aburre tratad de distraerle con un juego ».

¿Serán cólicos?

«El cólico del lactante es un episodio de llanto de inicio súbito, generalmente por la tarde noche, con rigidez de tronco o extremidades, e inconsolable. Lo sufren lactantes menores de 4 meses, ocurren al menos tres veces por semana y durán más de 3 horas».

¿Hay que extirpar las amígdalas?

«Antes se extirpaban de buenas a primeras pero hoy ya no se quitan por completo, sino que se reduce su tamaño. Hay que intervenir si tiene 7 o más episodios de amigdalitis aguda al año o sufre apneas».

La molesta laringitis

«El síntoma principal es una ‘tos perruna’ nocturna. Si se despierta así, remedios caseros son abrir la ventana para que respire el aire húmedo. Le aliviará rápidamente. También puede respirar el vapor del agua que generan los grifos de agua caliente del baño».

¿Se pueden evitar las convulsiones?

«Dar paracetamol de forma preventiva no reduce el riesgo de convulsionar. Las convulsiones aparecen entre los 6 meses y los 5 años y no dejan secuelas. Hay que colocarle de lado, apoyado en su costado».

«Ha salido al recreo sin chaqueta y está malo»

«De septiembre a junio un niño tiene 5 o 6 catarros y 7 u 8 si son muy pequeños. La fiebre dura 3 o 4 días; los mocos una semana; y la tos, dos. No enferman por jugar sin abrigo o por ir descalzos en casa».

¿Después de la fiebre dan ‘un estirón’?

«No hay estudios científicos que confirmen esta creencia popular. Se dice eso porque durante el sueño la secrección de la hormona del crecimiento es mayor y cuando los niños están enfermos suelen dormir más, pero nada más».

¿Cuánto medirá?

«La genética pesa mucho en la altura de los hijos. Una fórmula para calcular lo que medirá cuando termine su desarrollo es el caso del niño: talla del padre (en cm)+talla de la madre+13 y todo dividido entre 2. En las niñas lo mismo pero restar 13 en lugar de sumar».

Pies planos

«Donde los adultos tenemos el arco plantar los niños pequeños tienen una buena concentración de grasa que les confiere ese pie de bebé redondito, plano y elástico. Hasta los 5 años no se hace evidente el arco. Lo más saludable para el niño es caminar descalzo».

«Al andar mete un pie hacia adentro»

«El problema no está en el pie, sino en la cabeza del fémur, que la tiene rotada. Es frecuente entre los 3 y 10 años, más en niñas. Evitad que se siente en W en el suelo, mejor a lo indio. Es bueno el ballet».

¡Horror, lombrices!

«El tratamiento lo debe seguir toda la familia porque son muy contagiosas: por la mañana recoged todas las sábanas, toallas, pijamas y ropa interior de la noche y lavad con agua caliente. Cortaos las uñas, que ahí se alojan los huevos, ducha frontando y medicación».

«No le gusta la leche, ¿cómo toma calcio?»

«Hay alternativas: bocadillo de sardinas, paté de anchoas, hummus de garbanzos, berberechos y mejillones... Con dos puñados de almendras tenemos el equivalente a un vaso de leche en cuanto a calcio».

«Mi hijo tuerce un ojo»

«Es habitual que los recién nacidos parezca que bizquean y eso alarma. En los primeros 2 o 3 meses les cuesta centrar los ojos, haciendo que se desvíen o se crucen; y su nariz pequeña nos da sensación de falso estrabismo. A partir de los 3 meses hay que consultar».

«No se le quitan los mocos»

«Hasta los 7 años van a tener mocos buena parte del otoño y el invierno. Son la primera línea defensiva para ‘atrapar’ a los gérmenes y cuando son verdes no están peor, significa solo que defensas y virus llevan varios días de ‘guerra’».

Picaduras de medusa

«Lava la zona con agua marina, ¡nunca con agua dulce! Si ves algún tentáculo quítalo con una pinza o con una tarjeta de crédito, no frotes ni con la mano ni con la toalla ni con arena, desinfecta con un antiséptico. Si duele luego, ibuprofeno o paracetamol».