PSOE y PP sellan su pacto «sin ideologías» en Arucas

15/06/2019

El ayuntamiento norteño se constituye dando fe de la alianza entre socialistas y conservadores. Ambos partidos coinciden en que su comunión en el pleno es la única garantía de estabilidad política para los próximos cuatro años.

En los rostros de Juan Jesús Facundo (PSOE) y Sebastián Guerra (PP) se dibujaba una sonrisa de indescriptible felicidad. La constitución del Ayuntamiento de Arucas confirmó el «pacto de acciones» que ambos partidos rubricaron días atrás con el propósito de gestionar los próximos cuatro años «sin ideologías» y poniendo por delante las políticas comunes.

La conformación del pleno se saldó sin incidencias. Con un salón repleto y una pantalla en la planta baja de las Casas Consistoriales en la que también se podía ver lo que sucedía durante los casi 100 minutos que pasaron antes de que Facundo levantará el bastón de mando por segundo mandato consecutivo, ahora con el PP como socio.

El renovado alcalde, con sus nueve concejales más los tres del Partido Popular, trazó brevemente la hoja de ruta del municipio tras estos comicios junto a sus socios «antinatura», como fueron calificados por representantes del pleno. «No se trata de izquierdas ni de derechas, sino de buscar estabilidad», indicó Facundo.

Ciudadanos, pese a que había dicho a PSOE y PP que no se presentaría a la elección, y Podemos se postularon para la Alcaldía recibiendo solamente a favor sus propios votos y Coalición Canaria y Nueva Canarias se abstuvieron.

Ambas formaciones suman 12 concejales

«Hoy el día más hermoso de nuestras vidas», indicó un Sebastián Guerra que citó a Cervantes y a su propio abuelo: «El respeto es muy bonito», para defender la suma de siglas que ahora suma para la gobernabilidad del municipio.

Facundo, además, simplificó los términos de este nuevo pacto y las cenizas del anterior. «Los inicios y mandatos se plantean con unos objetivos y en estos se pusieron sobre la mesa otros objetivos por parte de los partidos. Y eso es lo que se ha decidido. Mantengo una buena relación tanto con los miembros de Coalición Canaria como los de Nueva Canarias y entiendo el posicionamiento, pero no ha habido en ningún momento ninguna indicación del aparato insular para una caza de brujas. Han primado las decisiones de nuestra ejecutiva local», expuso.