Música para aplacar las injusticias sociales

20/04/2018

Caracoles era un grupo de versiones hasta que las injusticias sociales y los proyectos solidarios los encontró. Ahora es la solidaridad la que los mueve, la que lleva a estos cinco tinerfeños locos por la música a embarcarse en proyectos que buscan sacar de sus problemas a quienes sufren. Mañana presentan disco en Vecindario.

Caracoles no es un grupo protesta, pero protesta por todo. «Queremos despertar conciencias y conectar con el mundo», asegura Nuria Hernández, su vocalista, un día antes de que el tercer disco del grupo. Flores, se presente oficialmente este sábado en Vecindario, en Gran Canaria. A partir del 4 de mayo estará a la venta.

«Flores somos nosotros», dice Nuria, es su «esencia», un disco que surgió tras un viaje, el que los llevó a actuar a Grecia, en los campamentos de refugiados a bordo de la caravana Flores contra el olvido, junto a la organización Pallasos en Rebeldía.

Pero ese es casi el final de la historia. Nuria Hernández, Fabián Rosquete (composición, percusión y coros), Peter Point the Power (bajo eléctrico), Germán Cuesto Gil (guitarra española) y Luis Pérez (batería) llevan una década en el mundo de la música y siempre, desde que abandonaron las versiones poco después de juntarse en Tenerife en 2008, a la vuelta de Madrid, componen y actúan enfocados a favorecer a los colectivos necesitados y en ayuda de asociaciones que luchan por los derechos humanos.

Fabián Rosquete fue el que dio un giro a la carrera musical de Caracoles el día que llevó de ensayo algunos de los temas que había compuesto para Radio Pimienta [una radio social y comunitaria del norte de Tenerife]. No se lo creían, dice Nuria, y todos le gritaron: «¿Pero tú tenías esto y nosotros haciendo versiones?».

A partir de ese día todo cambió. Fabián, recuerda Nuria, «traía la letra y la melodía en crudo» y entre todos hacían los arreglos, «cada uno aportando lo suyo», hasta «metamorfosearla y hacerla del grupo». De esa música mestiza, alegre, sencilla en apariencia, «pero cargada de mensajes», hecha para tocar en directo, surgió un día, en 2015, la Cumbia mujiquera, un tema inspirado en el expresidente de Uruguay, Pepe Mújica, que habla de los discursos político-sociales.

Música para aplacar las injusticias sociales

Una «cumbia en rap» que los impulsó a hablar y a incorporar a sus letras todo lo relacionado con las injusticias sociales. «Despertamos como grupo e invitamos a otros artistas a participar en un proyecto que, como colectivo, se llamó Colisión Canaria», explica la vocalista de Caracoles, que recuerda que fue entonces cuando empezaron «a participar más activamente y de manera decidida en acciones solidarias».

La Cumbia mujiquera está en Flores, este tercer disco del grupo, donde también está incluida El Olvido, el tema que los llevó a Atenas. «Cuando Fabián trajo la letra -recuerda Nuria- empezaba el éxodo de personas que huían de la guerra de Siria y todos nos sentimos igual y casi sin hablarlo decidimos que había que hacer algo».

Su primera acción fue un concierto en la azotea de la casa de unas amigas con fines solidarios para los refugiados sirios y, a partir de ahí, las personas adecuadas «se cruzaron» en su camino.

De aquella azotea salió el gran proyecto solidario de Caracoles junto con el colectivo Pallasos en Rebeldía, que cristalizó en la caravana Flores contra el olvido, para visibilizar a los refugiados que ya estaban en Europa. Uno de los focos calientes era Atenas y hasta allí se fueron con su música alegre, pero cañera.

Música para aplacar las injusticias sociales

La caravana Flores contra el olvido se hizo con crowdfunding y llevó Caracoles y Pallasos en Rebeldía hasta Atenas. En mayo de 2017, la caravana estuvo en campos de refugiados y en los barrios donde la población civil los acogió. «Durante una hora y media los sacábamos de su realidad; fue increíble», dice Nuria Hernández. Además, Caracoles grabó las imágenes del videoclip El olvido, que ha montado el cineasta David Baute. De vuelta, la caravana participó en varios festivales y, ahora, Caracoles vuelve, no solo actuando, sino con una parte solidaria: recaudando dinero para Proactiva Open Arms, la ONG que rescata refugiados en el mar Egeo y Mediterráneo. Además, durante toda la gira de Flores se habilitará un fila 0, con donaciones a 5 euros parar a la ONG. La gira comienza este sábado en Gran Canaria y continúa en Tenerife (4 de mayo), Sevilla (17 de mayo), Madrid (18 de mayo) y Santiago de Compostela (19 mayo).