«Venga a probar los percebes vegetales»

14/09/2019

Ferran Adrià, uno de los mejores cocineros del mundo, visita la isla y ofrece grandes ideas de por dónde explotar el destino gastronómico, y obtener el máximo beneficio empresarial

El paso ayer por la isla de Ferran Adrià fue un auténtico terremoto en el mundo empresarial, culinario, vitícola y turístico. Todo un acontecimiento gracias a la colaboración de CaixaBank, que trajo al genio de la alta cocina para presentar su guía Food and Beverage, segunda guía elaborada por CaixaBank y elBulliFoundation, que fue presentada el jueves pasado en Gran Canaria y tiene como objetivo que los emprendedores afronten con garantías la puesta en marcha del proyecto y ejecuten los pasos correctos para mantener con éxito el negocio.

Antes de este acto y de la charla posterior que impartió para profesionales de la gastronomía y la empresa de varios sectores, Adrià aprovechó para dar una vuelta por la isla acompañado del consejero de Promoción Turística Ángel Vázquez varios responsables ligados al proyecto de Saborea Lanzarote. Entre los lugares a los que pudieron acercarse destacó el jable de la isla -la extensión de arena que cubre buena parte de la geografía lanzaroteña y que da unos rendimientos de cultivo en secano realmente extraordinarios-.

En un momento de la visita, según una de las personas que asistieron, Adrià probó una flor de la barrilla (Mesembryanthemum), especie vegetal que crece de forma espontánea en zonas costeras y que antiguamente se cultivaba de forma extensiva en la isla y se exportaba a Europa para hacer jabón, sosa para fabricar cristal y tintes. El chef le dio a probar la planta a otro de los asistentes. Para éste último es sabor era similar a las lapas, y para Adrià, el sabor era idéntico a los percebes. «Te imaginas montar un negocio que utilice como slogan ‘venga a probar los percebes vegetales’?», dijo el maestro cocinero. El chef, no obstante, hizo en su día famosa esta pequeña flor al utilizarla para aderezar alguna ensalada.

La anécdota enlaza con la charla que impartió a los empresarios y profesionales del sector culinario, gastronómico y turístico, cuyo contenido desgranó brevemente en la rueda de prensa previa que ofreció. En ella, el chef dio algunas pistas de emprendeduría que pueden venir bien a la isla. «Soy pragmático y creo que hay que ir a lo rentable», consideró. En este sentido, indicó que la isla tiene que explotar sus potenciales. Por ejemplo, crear un invernadero donde el visitante pueda probar productos de cultivo del jable que son únicos o se consiguen en muy pocas partes del mundo, y que ofrecen unos sabores fuera de lo común.

Adrià se refirió a la importancia de los vinos y los quesos de la isla, «cuya evolución ha sido espectacular en los últimos diez años, con dos vinos y varios quesos entre los mejores del mundo», y añadió que «deberían enviarse tres botellas y tres quesos de forma espontánea a los mejores restaurantes del mundo para que los conozcan y se interesen».

También propuso crear un centro de referencia del vino, algo que sería pionero a nivel mundial y citó el ejemplo de la universidad Basque Culinary Center, con apenas 10 millones de euros, que hoy es referente mundial. Animó a exportar no solo de los empresarios, sino a los agricultores y dar a conocer en el mundo los productos de la isla, y pronosticó que el futuro turístico debe girar entorno a la gastronomía, que aporta el 40% PIB insular.