Mayor hegemonía socialista en Lanzarote

12/11/2019

El PSOE se impuso el domingo en las mesas al Congreso y al Senado de seis municipios, mientras que el pacto formado por CC y NC ganó en votos, para ambas cámaras, en Tinajo, feudo habitual nacionalista

Tras los comicios dominicales queda patente que el Partido Socialista Canario (PSC-PSOE) se mantiene como la fuerza política hegemónica de Lanzarote. Ganaron los socialistas en seis de los siete municipios, siendo Tinajo la salvedad en el recuento de votos al Congreso y Senado, donde el pacto entre Coalición Canaria (CC) y Nueva Canarias (NC) fue la opción con más sufragios. Para comparar, sirva decir que en mayo, CC en solitario fue la fuerza más votada en los municipios de Arrecife, Teguise, Yaiza y Tinajo; siendo cruciales los números de San Bartolomé, Haría y, en especial, Tías, para permitir que la presidencia cabildicia acabara en poder de María Dolores Corujo, a la sazón secretaria insular del PSOE.

El Partido Popular (PP) logró, por su parte, ser la segunda opción al Senado en cinco municipios, debiendo conformarse con una peor consideración en Tinajo y Haría, los dos municipios con menor peso demográfico. En el ámbito del Congreso, los conservadores quedaron también rebajados a tercera fuerza en Teguise y San Bartolomé, pero con números no muy alejados de las dos principales formaciones, quedando patente que las huestes de Ástrid Pérez cuentan con un colchón suficiente como aspirar a cotas mayores en cuanto la ola conservadores a nivel nacional avance.

Eso sí, el PP cada vez deberá tener más en cuenta a Vox, partido que obtuvo el domingo en Lanzarote sus mejores resultados de siempre. Los ultraconservadores, con un candidato muy poco conocido, Javier Román Vas, lograron ser el quinto partido en votos al Senado en el ámbito insular, con números que bien les hubieran valido en mayo para obtener una representación en el Cabildo que no llegaron a sacar. Y a nivel de Congreso incluso fue mayor el número de votos, siendo la suma un buen pilar para permitir a este partido un representante en el Congreso por Las Palmas.

En cuanto a Unidas Podemos, cuarto partido en votos al Senado y tercero en sufragios al Congreso, volvió a quedar patente que el partido morado es capaz de movilizar al 10% del electorado lanzaroteño incluso en sus horas más bajas. También en este caso fueron de gran ayuda las papeletas depositadas en los siete municipios para permitir un acta en el Congreso a nivel provincial; pero quedando patente que Unidas Podemos parece una opción político condenada a añorar con enorme nostalgia el triunfo al Senado de 2015, con el efímero José Ramón Galindo, a sabiendas de que igual resultó ser flor de un día.