La letrada del Gobierno niega que La Geria sea parque natural

14/01/2020

Arranca el macrojuicio contra los responsables de bodegas Stratvs que sentará en el banquillo a diez acusados durante 25 jornadas. La primera sesión sirve para sentar las cuestiones previas

El juicio contra los responsables de la construcción de la bodega Stratvs, propiedad del empresario Juan Francisco Rosa, que sienta en el banquillo a diez acusados, arrancó este martes su primera jornada de las 25 sesiones programadas hasta su finalización, a comienzos de abril. El estreno sirvió para centrar las cuestiones previas en donde tanto la Fiscalía como la acusación popular -que ejerce la Asociación Transparencia Urbanística- dejaron claro que mantienen la petición de penas, que en el caso del principal acusado el empresario promotor de la bodega, se expone a pena severa de cárcel por delitos contra la ordenación del territorio, contra el medio ambiente, además de otros de falsedad o usurpación.

Por su parte, las defensas arrancaron con las argumentaciones de la letrada jefa de los servicios jurídicos del Gobierno de Canarias, Ana María Quintana, que representa a los técnicos Armando Villavicencio y Faustino García Márquez, además de al ex director general de Urbanismo, Juan César Muñoz Sosa, responsable de Política Territorial cuando la bodega obtuvo el permiso por parte del Gobierno de Canarias, en 1999.

En esta caso, la letrada defendió que la declaración de Espacio Natural de La Geria de 1986, perdió su eficacia y, por lo tanto, también su validez; al no haberse redactado el correspondiente Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN). Apuntó que el Plan Insular de 1991 que venía a regular este espacio natural no subsanó la falta del PORN, porque no hacía un análisis pormenorizado de la zona y, por tanto, también perdió su vigencia.

Así se pretende desmontar la gravedad de los principales delitos contra la ordenación del territorio y sus penas, lo que está relacionado con la posible prescripción en el tiempo de los supuestos hechos imputados. En este argumento se centraron las defensas, al igual que el letrado de Rosa, quien sostuvo que las obras concluyeron en 2008 plenamente y la causa contra Rosa se abrió en mayo de 2013 cuando se habían rebasado ampliamente los cinco años de prescripción.

Sin embargo, las acusaciones negaron ambos extremos señalando que la Ley 92/1994 mantiene la especial protección de La Geria, al tiempo que se trata de hechos encadenados y delitos conexos alargados en el tiempo.

Cabe añadir que las defensas de los acusados solicitaron ayer la prescripción de los delitos por los que se juzga a sus defendidos. En este caso, el letrado del arquitecto de la bodega, Miguel Ángel Armas, apuntó que demostrará en el juicio que desde el año 2006 su cliente no tiene nada que ver con los hechos que se enjuician ya que las obras finalizaron en enero del año citado y su cliente ya nada tuvo que ver con el proyecto. Por su parte el abogado de Rosa apuntó que la Fiscalía ha hecho un escrito de acusación donde no se sitúan las fechas concretas de los hechos, «es como acusar de robar una bicicleta y no decir cuando fue, sin precisar fechas, ni datos», dijo sino que se dejan en el aire sin determinar, por ejemplo cuando señala que se extrajo picón hasta el año 2013, al tiempo que señaló que las obras concluyeron en 2008, y sin embargo la primera providencia del Juzgado que cita a declarar a Rosa es de junio de 2013, por lo tanto el principal delito había prescrito, se esgrimió.