El aseo del Puente de Las Bolas coincidirá con las obras

15/01/2020

La recuperaración de uno de los principales símbolos de Arrecife, dotada con 400.000 euros, se prevé que tenga lugar a mediados de año

Las diferentes pintadas que afean el Puente de Las Bolas y su entorno, incluida la hecha la pasada semana, se tardará algún tiempo en limpiar, según fuentes municipales, toda vez que se quiere hacer coincidir la labor de limpieza con el proceso de recuperación de uno de los principales símbolos de Arrecife, iniciativa que cuenta con una dotación económica de 400.000 euros, a ceder por el Gobierno canario.

Las labores de aseo, añadieron las mismas fuentes, precisaran de tratamientos especiales. Sobre todo al tiempo de eliminar el manchón de color azul y rojo hecho en el muro del camino que une al Puente de Las Bolas con el Castillo de San Gabriel, toda vez que el material químico empleado ha penetrado en la piedra.

En todo caso, se tiene por seguro que la limpieza cobrará forma sobre mediados de año, en cuanto arranque la rehabilitación programada, que tiene respaldo municipal, así como del Cabildo. De hecho, las obras serán sacadas a licitación por la primera Corporación, con el objetivo fundamental, según declaraciones recientes del consejero insular de Obras Públicas, Jacobo Medina, «de frenar el fuerte deterioro que sufre el Puente».

«Existe plena sintonía y el objetivo común con el Cabildo de hacer todos los esfuerzos posibles para mantener el Puente de Las Bolas y todo el conjunto del Castillo, símbolo de la ciudad de Arrecife y uno de los atractivos turísticos más destacados», según precisó por su parte al respecto la alcaldesa, Ástrid Pérez.

El proyecto a ejecutar principalmente deberá incluir el diseño y ejecución de la iluminación ornamental del conjunto del Bien de Interés Cultural (BIC), aspecto del que ya dio cuenta este diario en fechas recientes.

El Puente de Las Bolas se hizo en 1771, por el ingeniero ordinario José Ruiz Cermeño, durante el reinado de Carlos III , para mejorar la conexión del entorno de la iglesia de San Ginés con el Castillo de San Gabriel. Es una miniatura de las Columnas de Hércules, ya que sostiene las dos bolas simbólicas del mundo.

Cabe añadir que «Los informes apuntan que el estado actual del Puente es ciertamente precario en los elementos de piedra que están más expuestos a los daños provocados por el mar», según el consejero insular de Obras Públicas, «por lo que la restauración permitirá no sólo garantizar la seguridad de los usuarios sino la conservación de todo el monumento». Al margen, parte del deterioro guarda relación con el tránsito frecuente de personas cada día por el espacio, en menor medida. Y en mayor medida, por acciones vandálicas, caso de las pintadas, así como por las micciones que se acumulan en los pilares.