‘Cabrajillo’, el carajillo conejero

07/07/2019

El conocido fabricante de mermeladas y licores de tuno indio, Bernardo Zinhard, sigue en expansión. Ahora lanza un combinado muy de aquí, a base de licor, café y leche de cabra

ETIQUETAS:

El empresario de origen alemán Bernardo Zinhard, famoso por idear las primeras mermeladas de tuno indio, no para de reinventarse e innovar en su proyecto de expansión. En esta ocasión ha incorporado a su extensa línea de productos una novedosa crema de licor, que puede resultar ideal para las sobremesas, y que aunque es muy similar al que ya existe en el mercado y se comercializa bajo otras conocidas marcas, en su caso presenta curiosas novedades.

Para empezar, ya el nombre suena atractivo. Se trata del Cabrajillo, una crema de licor hecha a base de alcohol etílico, que incorpora leche de cabra, para darle un toque típico de la isla, se remata con algo de café, y se somete a maceración. En definitiva, una suerte del típico carajillo español de toda la vida, con el que el fabricante ha querido hacer esa especie de guiño.

Como explica el responsable de ventas de la empresa Bernardo’s Mermeladas, Jesús Miranda, «la idea partió del propio Bernardo Zinhard, que no para de darle vueltas a la cabeza y nunca se queda tranquilo con lo que tiene». De este modo, «y partiendo de la base de la crema de leche de cabra que lanzamos al mercado hace unos diez años, se puso a maquinar sobre la idea de sacar un licor similar, que de algún modo mitigara el sabor tan peculiar que da la leche de este animal, logrando un sabor cremoso, con gusto a café y similar al clásico carajillo español».

Con estos simples ingredientes y una graduación alcoholica de 22 grados, se ha logrado un licor muy agradable al paladar, suave y que resulta ideal para acompañar a los postres. De este modo, y tras una intensa búsqueda para presentarlo en un envase con un atractivo diseño, se lanza ahora al mercado en botellas de medio litro, así como en envases de 200 y 100 mililitros de capacidad. Estas últimas, buscando captar al turista para que pueda llevárselo a su país.

En cuanto al precio, la botella de medio litro ronda los 14 euros, y ya pueden encontrarse en algunos comercios de la isla, aunque a la vuelta de verano estará en todas las grandes superficies.