Condenan a tres años y seis meses al autor del incendio forestal de La Palma

05/05/2017

La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha condenado a Scott Verdine Stumpf a tres años y seis meses de prisión por provocar el incendio que en verano de 2016 arrasó más de 4.860 hectáreas de pinar en La Palma, en le que falleció el agente de medio ambiente Francisco José Santana.

El tribunal condena en firme y sin posibilidad de recurso al joven de nacionalidad alemana por el delito de incendio forestal causado por una imprudencia grave con peligro para la vida y considera probado que fue Scott Verdine Stumpf quien, “con total despreocupación y descuido,” quemó un papel higiénico en una letrina artesanal que había improvisado junto a la casa abandonada en la que vivía, en el paraje conocido como Charco de Las Palmas, en El Paso, y que el fuego enseguida prendió en los arbustos y pinos del lugar dando lugar a un gran incendio forestal.

El fuego arrasó 4.864 hectáreas, principalmente de pinar, de los municipios de Mazo, Fuencaliente, El Paso y Los Llanos de Aridane y más de 3.000 personas tuvieron que ser evacuadas de sus viviendas. En las complicadas labores de extinción del incendio se produjo el fallecimiento de Francisco José Santana, la madrugada del 4 de agosto. El incendio no se dio por extinguido hasta el 13 de octubre.

Condenan a tres años y seis meses al autor del incendio forestal de La Palma

Scott Verdine Stumpf, que está en prisión provisional desde el 6 de agosto de 2016, también ha sido condenado a indemnizar al Cabildo de La Palma, a los cuatro ayuntamientos afectados, a los propietarios particulares de los terrenos también afectados y a la familia de Francisco José Santana con las cantidades que se resuelva por sentencia en los procesos civiles en curso. El tribunal reconoce, no obstante que el joven alemán “carece de bienes o ingresos económicos” y, por tanto, está “en una situación de indigencia o insolvencia económica absoluta”.

Sólo la reparación urgente de las zonas dañadas por el incendio ha sido estimada por el Cabildo de La Palma en más de 1,8 millones de euros.