Un carril bus VAO entre Jinámar y el aeropuerto para desatascar la GC-1

30/06/2018

La creación de un carril bus VAO, para uso exclusivo de las guaguas de alta ocupación, entre el barranco de Jinámar y el aeropuerto es una de las medidas que se barajan para solucionar las retenciones que se vienen produciendo casi a diario en la autovía del Sur (GC-1), según mantuvo ayer el consejero de Transportes del Cabildo, Francisco Trujillo.

En respuesta a una moción de Podemos, Trujillo comentó que el estudio sobre movilidad que lleva a cabo su departamento propone la creación del nuevo carril bus VAO, uno en cada sentido de la circulación y a la izquierda de la misma, y que se ejecute sin restarle carriles al resto del tráfico, 200.000 vehículos al día en la GC-1.

Trujillo subrayó también que ese carril sería de uso exclusivo para vehículos de alta ocupación en las horas punta del día, abriéndose al uso general durante el resto de cada jornada.

En todo caso, la propuesta de poner en marcha carriles bus VAO en la GC-1 entre Jinámar y Gando no resolverá por sí sola la saturación de la autovía que concentra el 83% de la movilidad insular, reconoció el consejero de Transportes, quien apostó por el fomento del uso del transporte público como principal medida para reducir la intensidad del tráfico.

Al respecto, recordó que el Cabildo quiere poner en marcha desde el 1 de septiembre un nuevo bono de transporte con tarifa plana para menores de 27 años empadronados en algún municipio de la isla, estudiantes o no, con el que se podrá viajar sin límites en todas las líneas de Guaguas Municipales y de Global por 28 euros al mes.

El nuevo bono joven insular, que tiene un coste estimado de 700.000 euros anuales, sustituirá al que Guaguas reserva a estudiantes de centros oficiales menores de 26 años antes del 1 de enero del inicio del curso, que vale 28 euros al mes y tiene un límite de 80 viajes.

En Global opera la tarjeta monedero que aplica un 20% de descuento en las líneas entre la capital y los municipios si se recarga con de 15 a 60 euros, un 30% si son de 61 a 100 y un 40% si son más euros.

El Cabildo, subrayó Trujillo, dispone este año de 12 millones más, de fondos estatales y regionales, para políticas de bonificación del transporte público, un dinero que el Gobierno insular pretende destinar a bonos con tarifa plana para líneas urbanas e interurbanas.