Las iniciativas buscan evitar las adicciones a sustancias y a las tic’s

Yrichen impulsará en Jinámar dos proyectos preventivos

13/01/2018

La fundación canaria Yrichen se suma al plan integral de Jinámar con el desarrollo de dos proyectos para prevenir las adicciones a sustancias y a las nuevas tecnologías. El Ayuntamiento y la ONG firmaron ayer el convenio que inicialmente durará cinco meses con una aportación de 35.000 euros.

ETIQUETAS:

El plan integral de Jinámar, un proyecto a largo plazo para mejorar la realidad social y económica en el barrio, tiene un nuevo aliado. Yrichen aportará su amplia trayectoria y se pondrá al frente de dos iniciativas socioeducativas en pro de la cohesión social con el nombre de Jinámar 3.0 y Prevente, que irán de la mano. El objetivo es llegar a entre 1.500 y 1.600 personas para contribuir a la mejora de las condiciones de vida en cuestiones como la salud, la educación y el uso responsable de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC’s).

Acercamiento.

Prevente pretende impulsar estrategias de prevención de las adicciones a sustancias gracias a acercar los recursos de Yrichen a Jinámar, pero también a la creación de ambientes sanos. «No vamos a luchar contra algo, sino a facilitar un ambiente saludable», puntualizó ayer el presidente de la ONG, el sacerdote Jorge Hernández, que fue el responsable de firmar los convenios con la alcaldesa y presidenta de Fomentas, Carmen Hernández.

Por su parte, Jinámar 3.0 trabajará en institutos y centros educativos para fomentar el uso sensato de las nuevas tecnologías. Se trata de continuar con el trabajo que ya viene realizando Yrichen con escolares en diferentes municipios, pero centrado específicamente en el Valle.

Estas dos iniciativas se costean con una parte de los 600.000 euros que ha aportado el Estado, a través de los presupuestos generales, para políticas sociales dentro del plan integral. A partir de ahora, el Ayuntamiento formalizará acuerdos con otras ONG que aportarán sus conocimientos, como es el caso de Aldeas Infantiles. El objetivo es trabajar de forma coordinada con los recursos que ya actúan en la zona y expertos en la materia, explicó ayer Carmen Hernández.

La regidora especificó que la red que se tejerá con el denominado tercer sector permitirá hacer un trabajo más específico con el afán de bajar los niveles de vulnerabilidad que se dan especialmente en este barrio. Recordó que esta metodología es una forma innovadora de abordar una realidad social compleja.