Un fallo en un plano le cuesta 390.000 euros al ayuntamiento

14/03/2018

Al Ayuntamiento le ha vuelto a salir muy cara la etapa en la que tardaba en contestar o ni siquiera respondía a los requerimientos de otras administraciones. El último caso ya está cuantificado. Pagará 390.000 euros por un fallo en un plano del Plan General: pintó un sistema general por error en un estanque abandonado en La Pardilla.

El depósito está vacío, Telde no lo quería para nada, pero será patrimonio de todos, por decisión judicial y por un error no subsanado a tiempo en el Plan General aprobado en 2002. Los dueños advirtieron al Ayuntamiento desde marzo de 2008 de que el PGO había calificado su estanque como un sistema general, que es la calificación que se le pone a un suelo con la idea de reservarlo para dotar a la zona de algún tipo de infraestructura. Y también recordaron al gobierno de entonces que habían pasado los cinco años que fija la ley para que se les expropie, por lo que podrían ejercer ellos ese derecho. Había habido un error. Habría bastado con que el Ayuntamiento lo subsanase en aquel momento. Pero pasaron los años y hasta 2013 Urbanismo no dijo esta boca es mía. Para entonces ya fue demasiado tarde.

El Ayuntamiento tendrá que pagar por ese estanque, convertido por error en algo que no era, 390.882 euros. Lo habrá de hacer en cumplimiento de una sentencia dictada el 15 de noviembre de 2016 por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), fallo declarado firme por la misma sala el 20 de enero de 2017 dado que Telde no recurrió. El gobierno local ya ha incluido además esta deuda en el plan de pagos que pactó con el TSJC. Abonará los 390.000 euros en 2020.

La Comisión de Valoraciones se cansó de preguntar

El Plan General de Ordenación (PGO) se aprobó en 2002 plagado de errores. Los expertos dicen que no es nada extraño, dada la complejidad del documento. Lo que es raro es que no se subsanen, y el Ayuntamiento no corrigió este. En la planimetría del Plan Operativo del PGO el suelo donde está el estanque aparecía destinado a Sistema General, aunque no se decía para qué infraestructura. Sin embargo, no figuraba en la documentación escrita, en la Memoria de Ordenación Estructural. Era un error y el Ayuntamiento lo tenía fácil. Tiene la jurisprudencia a su favor. El Tribunal Supremo ha declarado reiteradamente que en caso de contradicción entre las normas del PGO y los planos, prevalecen las primeras. Pero los dueños lanzaron su primer aviso en 2008 y Urbanismo no emitió un informe confirmando el error hasta abril de 2013, dos meses después de que la Comisión de Valoraciones de Canarias, cansada de requerirle a Telde, desde julio de 2012, para que le aclarase esa discrepancia entre el plano y la memoria, resolvió fijar el justiprecio en 390.000 euros. Por eso el TSJC, en su sentencia de 2016, le da la razón al Ayuntamiento y le reconoce que, dado que quedó claro que hubo un error, no había en realidad causa justificada para la expropiación, pero falla en su contra pues en todo ese tiempo no hizo nada por subsanarlo. Juan Francisco Artiles, de Más por Telde, lo tiene claro. «Es una muestra más de la forma en que se ha gestionado Telde» y reprochó al gobierno actual que lo «silencie».