Los taxistas cierran la vía que cruza por la cooperativa por su mal estado

18/05/2019

La calzada, muy estrecha, conectaba Callejón del Castillo con El Calero alto. Los vecinos pidieron que la bloquearan por el polvo que se levantaba en la zona. «Hasta que no se arregle, no abriremos»

La mayor cooperativa de taxistas de Telde, que tiene su sede oficial, una estación de servicio y sus talleres en Callejón del Castillo, ha cerrado la vía que atravesaba el solar donde están ubicados y que servía de conexión, casi como un atajo, entre ese barrio, el de Callejón, y El Calero alto. El presidente de la organización empresarial, Lorenzo Rodríguez, deja claro que los taxistas tomaron esta decisión a petición de los vecinos de la zona y por el mal estado que presenta la calzada. Aparte de que es muy estrecha y que su pavimento está destrozado, salpicado de baches, los residentes se quejaban del polvo que les entraba en las viviendas y en los invernaderos.

La carretera está cortada desde el 4 de febrero pasado, pero fue esta semana cuando protestaron por este cierre usuarios que estaban acostumbrados a utilizarla para sortear los atascos que suelen montarse en la carretera general de El Calero en su salida hacia la GC-1, sobre todo en horas punta.

Es un tramo viario conocido solo por los lugareños y otros habituales de estas carreteras. Lo comprenden apenas dos calles, Las Tapias y Alcalde Álvarez Mayor, ambas tan estrechas que solo cabe un coche, y discurren entre fincas, unas en producción y otras ya abandonadas. En realidad, Álvarez Mayor no tiene salida, pero la trasera del solar donde están las instalaciones de la cooperativa de taxistas Telde linda con esta vía y cuenta con un acceso a través de ella.

Así las cosas, durante años estuvo abierta, al menos durante el día (la cerraban por la noche), y dio salida a esta calle hacia Callejón del Castillo. O al revés. Bastaba con cruzar las dependencias de los taxistas. Por el lado sur Las Tapias conecta con El Calero alto a través de Alcalde Luis Castro Ojeda y Bernardino Domínguez Quintero (esta última enlaza con la general de El Calero a la altura de donde está el Mercadito El Calero) y por el lado norte con la gasolinera de los taxistas, que enlaza con la calle Cánovas del Castillo, ya en Callejón del Castillo.

Lorenzo Rodríguez subraya que la cooperativa no tiene problema alguno en que sus instalaciones tengan un uso público, para el servicio de la comunidad, pero también deja claro que de ninguna manera quieren contribuir a importunar ni a perjudicar a ningún vecino. Por tanto, y hasta tanto el Ayuntamiento no adecente estas calles y habilite un mejor pavimento en el solar de la cooperativa por donde transitan los vehículos, los taxistas mantendrán bloqueado esta conexión entre los barrios de Callejón del Castillo y El Calero alto.

En todo caso, asegura que pese al tiempo que lleva cerrado el paso, hasta ahora no le habían llegado quejas de ningún usuario. Lamentó las molestias, pero dice que no podrá abrir hasta que no se mejore la vía.