La cruz Eiffel vela su descanso

28/05/2018

La tumba familiar de León y Castillo guarda un tesoro. El crucifijo que la custodia procede del taller del mítico Gustave Eiffel, amigo de Fernando, entonces embajador en París

Parece una tumba más de las históricas que aún conserva el cementerio de San Juan, en Telde. Sencilla y sin ornamentos ostentosos. Lo que de verdad distingue al sepulcro que conserva los restos de los padres de los hermanos Fernando y Juan León y Castillo, José de León y Falcón (1801-1854) y Concepción Castillo-Olivares Falcón (1799-1878), es una cruz de hierro, pura filigrana artística que contrasta con la sobriedad del resto del túmulo, cubierto, eso sí, por una lápida de mármol de Carrara. Pues según el cronista oficial de Telde, Antonio González, esa cruz vino de París, fue enviada a Gran Canaria por Fernando, exministro y entonces embajador de España en Francia, y procede del taller de Gustave Eiffel, el autor de la mítica torre de París.

La información forma parte de la tradición familiar de esta saga ilustre y le llegó por testimonio directo de una nieta de Juan León y Castillo, uno de los dos hermanos. Pino León y Castillo y Manrique de Lara, IV Marquesa del Muni, fallecida, contaba que su abuelo les dijo siempre que esa cruz la había mandado Fernando y que se la regaló Eiffel. Data de finales del siglo XIX. Sustituyó a otra anterior de madera.

La edil de Cultura, Marta Hernández, ha atendido la petición del cronista y ha accedido a restaurar la cruz y la lápida con motivo del centenario del aniversario del fallecimiento de Fernando, que se conmemora este año. Lo merece, apunta González, porque en sí misma se ha convertido en un bien histórico patrimonial de Telde y porque pertenece a los dos hermanos que más han marcado la historia reciente de Canarias gracias al Puerto de la Luz.

La lápida estaba rajada por tres puntos y su rehabilitación ha consistido en su sellado y en dotarla de una base firme que la mantenga unida. A la cruz se le hará una limpieza con arena a presión y se le aplicará un tratamiento antióxido. En su origen era negra y ahora luce marrón.