Jinámar, entre la Virgen y la feria

09/12/2018

Otra vez Jinámar cumplió con las expectativas y se juntaron miles de personas en sus calles para festejar el día grande de la Inmaculada Concepción, el que da motivo a las también llamadas fiestas de la Caña Dulce.

El protagonismo se lo volvieron a repartir entre la procesión de la Virgen, que parecía caminar sobre un mar de gente, y la feria de ganado, la más importante de entre las que aún se celebran en Telde. Aunque cada vez la gente acude menos a las fiestas por motivos religiosos, son todavía miles los peregrinos que vienen de toda la isla a Jinámar a cumplir con la tradición y que, un año más, siguieron al trono por el casco. Unos y otros, creyentes o no, aprovecharon para pasear, comprar productos de la tierra en la feria o llevarse un trozo de caña. El buen sabor de boca estuvo ayer garantizado.