Tiene el precio del metro cuadrado más alto tras la capital y Arucas

El municipio es el tercero más caro de la isla para alquilar

19/11/2017

Alquilar un piso en Telde se ha vuelto una odisea, no solo por alto precio que alcanzan las mensualidades sino por la escasa oferta en el mercado. Un estudio de la empresa municipal Fomentas, realizado en 2016, sitúa al municipio con el tercer precio más caro del metro cuadrado en la isla, solo adelantado por la capital y Arucas.

ETIQUETAS:
- casa

Solo las personas que han tenido que buscar piso en Telde en los últimos dos años o año medio, lo saben. Es una tarea agónica. La oferta no cubre la demanda a un precio que podría considerarse real, entre los 350 y 450 euros. Existen, pero la calidad precio no se ajusta y otras muchas se convierten en inalcanzables para la media de la población. Un estudio realizado en 2016 por Fomentas sitúa el metro cuadrado en 5,97 euros, frente a los 6,3 de Arucas y los 7,07 de la capital. El precio se incrementa según los portales de búsqueda, para Idealista fue de 6,7 en el primer trimestre de 2017.

A un mileurista le resulta cada vez más difícil optar al mercado libre, no solo porque se ve ajustado para pagar al mes, sino porque muy pocos propietarios aceptan el riesgo. Lo recomendable es que el alquiler no pase del 30% del sueldo y es un baremo que aplican aseguradoras e inmobiliarias, apunta la agente inmobiliario Paloma Santana, de Remax Arcoiris. Si alguien cobra 1.000 euros solo puede acceder a un piso de 300 y esos casi no existen. La opción es el alquiler en viviendas de protección oficial, pero tampoco hay. Según los datos que maneja actualmente el Instituto Canario de la Vivienda, en el municipio hay un total de 1.487 demandantes inscritos en el registro, entre los que se incluyen los que buscan alquilar o comprar. Su directora, María del Pino León, aclara que se está en el proceso de buscar suelo e impulsar proyectos para aumentar el parque público de casas de protección oficial o comprar vacías. El Gobierno canario posee casi 2.500.

Avalancha.

Paloma Santana reconoce que cuando se publican pisos entre 350 y 450 euros, o incluso 500, la inmobiliaria sufre una auténtica avalancha de peticiones de información. En una hora puede haber entre 10 y 20 contactos, por lo que en una semana llegan a cientos. Sin embargo, muy pocos pasan el filtro. El primer abandono se produce al conocer los costes de los gastos de fianza y de gestión, y otra criba importante, al pedir las nóminas. Al final menos de una decena, en ocasiones tres, terminan interesados o con posibilidades.

En el caso de Aroa Betancor, que estuvo un año buscando para alquilar en Telde, no le convencía la calidad-precio. Finalmente desistió y terminó arrendando en la capital. Reconoce que llegó a mirar portales hasta de madrugada para ser la primera que contactaba, pero ni así lo logró en el municipio.