El Cabildo invierte 546.130 euros para adaptar el nuevo Santa Rosalía

09/02/2019

El proyecto habilitará el edificio para acoger a 10 menores. Está ya en trámite de licitación. El plazo de ejecución es de 6 meses, por lo que Política Social quiere que el CAI esté listo este año

El nuevo Santa Rosalía ya está en marcha. El Cabildo de Gran Canaria invertirá este año 546.132 euros para adaptar el edificio que compró en Los Llanos en 2016 para que albergue el Centro de Acogida Inmediata (CAI) que ahora se ubica en un vetusto y anticuado edificio de San Juan. La reforma valdrá un poco menos que lo costó el edificio, 770.000 euros. El Hogar Santa Rosalía es la puerta de entrada en la administración pública de los menores a los que, por circunstancias varias, los técnicos han decidido separarlos de forma inmediata de la unidad familiar. Es el primer destino al que se traslada a estos niños en situación de desamparo, por lo que suele ser un lugar de paso hasta su reubicación en alguna de las casas de acogida para menores distribuidas por la isla.

El expediente de esta inversión está pendiente del informe de fiscalización por el servicio de Intervención, que será el paso previo a la aprobación del proyecto de forma definitiva y su posterior licitación. El contrato en sí busca realizar las necesarias obras de reforma en el inmueble que se compró en una céntrica calle del casco comercial y al que se mudará el CAI Santa Rosalía. La casona en la que se encuentra actualmente no reúne las condiciones adecuadas. Responde más a la tipología de los antiguos orfanatos, ahora desaconsejados. Además, la Fiscalía Provincial llegó a advertir al Cabildo en 2012 de que el edificio no estaba apto.

La pretensión del equipo técnico de la consejería de Política Social, que coordina Carmen Luz Vargas, es que la construcción recientemente adquirida, que data de 1988, reúna las características de «una vivienda tipo familiar, de conformidad con los estándares de calidad en el acogimiento residencial Equar, publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en 2012.

Cuenta con tres plantas, un sótano y un garaje, y la idea es adaptar esa infraestructura previa para que se reconvierta en un centro de menores. El proyecto contempla situar en la planta baja la zona administrativa y de recepción de menores y familias, mientras que la segunda y la tercera serán acondicionadas como viviendas independientes para el alojamiento de 10 menores. Cada una de ellas deberá estar dotada de cocina, baños, salas de recreo y dormitorios con capacidad para dos plazas, como máximo. Además, los niños que sean trasladados a este nuevo CAI de Telde dispondrán de una azotea transitable y también de una sala de juegos en el sótano.

El plazo de ejecución máximo de las obras es de 6 meses, por lo que la previsión que maneja el Cabildo es que el edificio pueda estar listo este año. De ser así, se pondría fin a un largo proceso que se inició en 2014, cuando el entonces gobierno insular ya intentó comprar esta misma casa, pero la operación se frustró. Sí tuvo éxito en 2016. Se convocó un concurso, optaron dos inmuebles y ganó el que ya se tenía mirado desde 2014. Tiene 857 metros cuadrados.