El Ayuntamiento paga 17 créditos bancarios y se ahorra dos millones

13/12/2018

El consistorio adelanta 14 años de abonos en 55 cuotas trimestrales. La alcaldesa informa de que la deuda firme total se ha recortado desde 2015 un 65%. Pasa de 153 millones a 54

El Ayuntamiento de Telde y con él, la ciudad, está a un paso de quitarse de encima el yugo del plan de ajuste, que si bien estaba previsto hasta 2032, podría quedar liquidado en 2019 o, como muy tarde, en 2020. Así lo aseguró este miércoles la alcaldesa, Carmen Hernández, tras anunciar que antes de que acabe este año el consistorio usará los 22,9 millones de euros del superávit del presupuesto de 2017 para saldar 17 de los créditos bancarios que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) avaló a Telde en 2012 y que se suscribieron con varias entidades financieras. El dinero da además para pagar la mitad de otro de esos préstamos. En la práctica, según detalló la edil de Hacienda, Celeste López, Telde adelantará 55 cuotas trimestrales, es decir, 14 años de amortización aplazada, lo que a su vez le permitirá ahorrarse en intereses 2,075 millones de euros.

La regidora municipal aprovechó la comparecencia y este anuncio económico para hacer balance. Subrayó así que a 31 de diciembre de 2018 el Ayuntamiento habrá logrado recortar la deuda firme total un 65%, pues ha pasado de los 153 millones de euros que tenía contabilizados en 2015, cuando este gobierno tomó posesión, a los 54 millones de euros que ahora restarán por abonar. En aquellos 153 millones de 2015 estaban sumados los pagos pendientes de los préstamos bancarios, la deuda confirmada por sentencia firme con los expropiados, y las facturas de los proveedores.

«Es una gran noticia para la ciudad que Telde pague 17 créditos 14 años antes y demuestra que estamos saneando el Ayuntamiento», afirmó Hernández. «Lograremos liberar a nuestro municipio de dos corsés, el que sufren todos los ayuntamientos que tienen deuda y que les obliga, por la Ley de Estabilidad, a no poder superar un techo de gasto, y del que en concreto padece esta ciudad hasta 2032 por el plan de ajuste». Una vez Telde «tire al traste» este segundo cinturón, que fue aprobado en 2012, entonces el Ayuntamiento, dijo la alcaldesa, «podrá mejorar el contrato de la basura, la limpieza viaria, el cuidado de los parques y jardines, aumentar la oferta cultural, o afrontar las inversiones que hacen falta en infraestructuras». Es decir, destacó, «estos números no son solo meras cifras contables, sino que tendrán un impacto directo en la ciudadanía y sientan las bases de la recuperación económica, social y cultural de Telde». En su opinión, si este ha sido el mandato para sanear la institución, el próximo lo será para reforzarla desde el punto de vista administrativo, con más personal, y para mejorar los servicios. «El futuro ahora es claramente positivo».

La edil de Hacienda, que apuntó la sorpresa que el anuncio de este adelanto ha causado en los propios bancos, recordó que este año ya se saldó la totalidad de la deuda con los expropiados (sin contar los intereses) y se pagaron 8,6 millones en facturas de proveedores de 2015 en adelante.