La fotografía pierde a Nono

01/03/2019

Antonio González Martel, Nono, falleció este viernes a los 62 años. Su trabajo en el Ateneo Municipal de Santa Lucía, en Vecindario, desde septiembre de 1985, con talleres, exposiciones y todo tipo de iniciativas en torno a la imagen lo convirtieron en un referente en el sureste y entre los profesionales del archipiélago.

Nono ha estado siempre ahí, entre las aulas, los talleres, los escenarios, las salas de exposición, la calle y la gente. No solo ha desarrollado con excelencia su labor profesional, sino que lo ha hecho con la pasión necesaria para cultivar con las personas que estaban a su alrededor la calidad humana». Con estas palabras define Dunia González Vega, Alcaldesa de Santa Lucía de Tirajana a Antonio González Martel, conocido como Nono Castro, un fotógrafo, activista cultural que falleció ayer, a los 62 años.

Nono Castro aterrizó en el Ateneo Municipal de Vecindario en septiembre de 1985, poco después de que este espacio abriera sus puertas al público.

La fotografía pierde a Nono

Se sumó a la Comisión de Cultura y con ésta puso en marcha un gran número de actividades en todas las expresiones artísticas.

Puso en marcha el Taller de Fotografía y el primer laboratorio fotográfico en el Ateneo. Fue el responsable de un gran número de exposiciones, en un espacio que en un principo contaba con una sola sala y que hoy dispone de cuatro.

Su calidad humana, sus conocimientos sobre esta disciplina artística y su inquebrantable voluntad para poner en marcha y mantener nuevos proyectos lo convirtieron en un referente de la fotografía de las islas.