La preocupación se dispara tras un apuñalamiento grave en el sur

    Cargando reproductor ...
30/07/2019

Los hechos de violencia no remiten en la zona turística de San Bartolomé de Tirajana. Un hombre de 29 años fue herido con un arma blanca en la madrugada de ayer. El Ayuntamiento solicita una reunión urgente con el delegado del Gobierno.

ETIQUETAS:

Un varón herido de carácter grave tras una agresión con arma blanca en Plaza Maspalomas. El cuarto incidente violento en el mismo lugar en menos de una semana, ocurrido antenoche, ha motivado la petición de un reunión urgente con la Delegación del Gobierno por parte de la concejala de Seguridad del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, Inés Rodríguez, quien planteará la adopción de medidas policiales más firmes para erradicar esta violencia.

Preocupada por la seguridad del destino turístico, Rodríguez, quien insiste en que se trata de «hechos muy puntuales y aislados», ha indicado «no nos vamos a quedar quietos ante lo que está sucediendo», y en tal sentido ha reforzado la vigilancia en la zona de ocio nocturno. «En épocas anteriores se han quemado más de 60 contenedores y nunca ha llegado a tal nivel de preocupación; esperamos se quede en un hecho puntual», indicó.

Rodríguez reconoce que la difusión masiva de los incidentes en redes sociales es lo que está haciendo mucho daño a la imagen turística y achaca al anterior grupo de gobierno de PP-AV, de mayoría absoluta durante ocho años, la responsabilidad por no aumentar las plazas de policías locales. «Eso ha hecho que haya descendido a la mitad el número de policías mientras se duplicaba la población», afirmó.

Patronal

La inquietud se ha visto incrementada en la patronal. El responsable de Seguridad y Turismo de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo y presidente de la Asociación de Empresarios de Alojamientos Turísticos, Tom Smulders, coincide con la concejala en que «son hechos aislados», producto de «algún trastornado que anda suelto por ahí».

Smulders, que defiende un ocio de calidad y legal, se ha reunido con el jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía en Canarias pidiéndole «un plan estratégico de seguridad que unifique medios para lograr una mayor eficacia ante la violencia», apuntó, confiando plenamente en los servicios especializados de la Policía Nacional, «que tienen mucha experiencia en estos temas», para poner fin a la violencia y el vandalismo en el Sur.

El que fuera concejal de Podemos en el anterior mandato y a su vez empresario de la zona de ocio de Kasbah, en Playa del Inglés, Francisco Molina, ha sido contundente respecto a los hechos de violencia. «Estos son actos recurrente en temporada de verano, lo que pasa es la que gente se olvida de lo que ha pasado el año pasado y el anterior, aunque un apuñalamiento es un hecho muy grave», asevera.

Para Molina, tan preocupante como el apuñalamiento es la presencia de menores en la zona de ocio hasta las tantas de la madrugada y la falta absoluta de control de los horarios de cierre de los locales. «Nadie quiere ponerle coto a los horarios porque aquí hay que pagar favores», denunció, describiendo lo que a su entender es una especie de ciudad sin ley en la que cada uno actúa según su interés, «con bares que funcionan como pubs saltándose los horarios de cierre», puntualizó.

El empresario considera que no hacen falta más policías, como están pidiendo desde la patronal y el propio Ayuntamiento. «Aquí que lo que hace falta es aplicar la ley, más ley, porque no se puede poner un policía en cada esquina para controlar a todas las personas», sostuvo.

La solución, insiste, es hacer cumplir a rajatabla los horarios de cierre, regular la presencia de menores en la vía pública y desalojar la zona de ocio una vez hayan cerrado los locales de ocio nocturno.