Extrahoteleros, a por la recuperación turística del Sur

07/04/2020

Los empresarios del sector de alojamientos turísticos trabajan sobre hipótesis acerca del reinicio de las actividades. Los extrahoteleros, por tener menos exigencias en plantillas y proveedores que los hoteleros, creen que pueden abrir antes

El sector turístico del Sur de la isla comienza a prepararse, en un terreno todavía hipotético, para el regreso a la actividad tras la pandemia del coronavirus. Se desconoce si será en mayo próximo o en fechas posteriores. Lo que sí se sabe es que aún nadie tiene la fórmula para ese despegue. No obstante, expertos en el sector como el presidente de la Asociación de Empresarios de Alojamientos Turísticos (AEAT) de Las Palmas, Tom Smulders, aseguran que esa vuelta a la normalidad se dará de forma escalonada y respondiendo a criterios tanto sanitarios como de mercado.

Para el empresario, «los hoteles, sobre todo los grandes, no podrán abrir hasta no tener una cierta garantía de cubrir al menos el denominado punto cero de la gestión económica», lo que supone un mínimo de contrataciones o reservas, que permita hacer frente a costes de funcionamiento del establecimiento en materias tales como plantilla, proveedores y suministros. Se calcula que una ocupación inferior al 30% puede resultar onerosa para estos establecimientos.

En cambio el sector legal extrahotelero «sin embargo sí podrá por su reducido tamaño numérico en muchos de los casos, con garantías sanitarias, abrir sus establecimientos y comenzar a operar con cierta normalidad antes que el hotelero», ha indicado.

Este sector, que es mayoritario en número de camas en las zonas turísticas de Maspalomas y Mogán, se considera clave en el camino de la recuperación de la normalidad. Según comenta Smulders, «es un sector que ahora apenas si podrá aplicar un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), por tener que cubrir relativamente más servicios mínimos y más aún en los complejos de uso mixto, donde se marcharon los turistas pero se ha quedado viviendo los que tienen residencia permanente en estos complejos», puntualiza.

«Llegado el momento de un tímido arranque de la legal actividad turística, ágilmente serán los pioneros los extrahoteleros, por modelo y uso más aislado entre sí de las unidades alojativas e igualmente de los turistas», apunta el vicepresidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas.

Volumen. «Además, complejos de menor volumen total de clientes, serán así el tipo de alojamiento posiblemente con más ventajas, más factible y mayormente preferido por los primeros visitantes que regresen al destino tras la pandemia, incluso como se convertirán nuevamente en la vanguardia de la recuperación económica y turística de las zonas turísticas», apunta.

Mientras tanto, los principales turoperadores del mercado alemán continúan su plan de recuperación a través de créditos del sector bancario avalados por el gobierno de la canciller Ángela Merkel. Uno de estos grupos ha sido FTI Group, una compañía presidida por Dietmar Gunz, quien ha firmado un paquete de financiación para los próximos doce meses, gracias a un acuerdo con la entidad bancaria UniCredit, y al apoyo de sus propios accionistas y del gobierno del Estado Federal de Baviera, donde la compañía alemana tiene su sede.