Otro estudio geotécnico y geológico dificulta que el inicio de la obra sea en 2018

REE afina el proyecto de obra de Chira-Soria analizando mejor el suelo

14/11/2017

Red Eléctrica de España ampliará la campaña geotécnica y geológica realizada en el año 2012 para seguir afinando el proyecto de construcción de la central hidroeléctrica de bombeo entre las presas de Chira y Soria. Los trabajos comenzarán el próximo 20 de noviembre y durarán nueve meses.

Las Palmas de Gran Canaria

Con un presupuesto de 1,5 millones de euros, la concesionaria del salto de agua entre las presas de Chira y Soria ha decidido emprender un nuevo estudio geotécnico y geológico de mayor calado y calidad en los terrenos en que se alojará la futura central hidroeléctrica de 200 Mw de potencia. El ámbito del estudio abarca parcialmente los municipios de San Bartolomé de Tirajana y Mogán.

En concreto, Red Eléctrica de España (REE) ha anunciado que la campaña que iniciará el próximo día 20 de noviembre consistirá, fundamentalmente, en sondeos y catas de exploración de diferentes profundidades para conocer en detalle las características geológicas y geotécnicas del terreno en el que se alojarán las cavernas de la central. Con el resultado de tales trabajos complementará el estudio ya existente, hecho en 2012.

La concesionaria del salto de agua y su bombeo, cuyo presupuesto de construcción se estima en 320 millones de euros, también ha encargado pruebas específicas para el diseño optimizado de las cavernas donde se alojarán la central en sí y la subestación eléctrica.

Asimismo realizará un ensayo de bombeo de agua de mar en la costa de Arguineguín, donde está prevista la desaladora asociada al proyecto y desde la que se impulsará su producción hasta las presas, para estudiar la permeabilidad del terreno en el que está pensada.

Con un plazo de ejecución de estos nuevos trabajos de nueve meses, que vencerían en julio de 2018, el último anuncio de REE de que las obras de construcción de la central hidroeléctrica comenzarán el año que viene queda en entredicho, dado que el resultado del nuevo estudio geotécnico y geológico condicionará el proyecto de obra.

El plazo de ejecución de la central -en realidad una pila de almacenamiento de energía eólica- y de todas sus dotaciones se estima en cinco años.