Universitarios españoles en el campus de Arqueología de la Cueva Pintada

15/07/2019

Un total de doce alumnas y alumnos pertenecientes a siete universidades y centros de estudio de distintos puntos de España participan, desde este lunes 15 de julio, y hasta el domingo día 28 del mismo mes, en el V Campus Arqueología que organizan el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar y la Universidad de Castilla-La Mancha.

En esta nueva edición tomarán parte en esta iniciativa de carácter formativo un grupo de estudiantes o titulados de universidades de Madrid, Castilla-La Mancha, Valencia, Barcelona, Navarra, La Laguna y Las Palmas de Gran Canaria. La actividad contribuye a impulsar el centro dependiente de la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria.

Las visitas que contempla el Campus permitirán a los alumnos conocer de cerca enclaves de la Isla que han servido para consolidar el proyecto de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria como Patrimonio Mundial de la Unesco.

Hay que recordar que en la última excavación arqueológica realizada en el marco del anterior campus llevado a cabo en este enclave que custodia uno de los yacimientos prehispánicos más importantes de Canarias, al margen de la activa y continuada labor de conservación, investigación y difusión de dicho patrimonio que lleva a cabo, se hallaron ocho burgaos decorados de características realmente singulares, un género de piezas que desveló una concepción estética que iba más allá de lo que hasta el momento era conocido en el mundo prehispánico insular, ya que reveló un trabajo artesano de una sutileza inédita.

Una joven en una sesión de trabajo del año pasado.
Una joven en una sesión de trabajo del año pasado.
Trabajo de campo

Las personas que participan en este campus recibirán instrucción teórica y práctica en el terreno de la metodología arqueológica y la restauración de estructuras y materiales arqueológicos tanto en el terreno campo como en el laboratorio. Además, distintos profesores y profesoras de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y de la Universidad de Castilla-La Mancha ofrecerán al alumnado claves sobre estudios especializados como los de arqueozología, arqueobotánica, los materiales coloniales, las industrias líticas talladas y pulimentadas. Este año, además, el V Campus de Arqueología contempla en su programa el seminario que, sobre arqueología virtual, impartirá Juan Torrejón, especialista en la recreación virtual de espacios arqueológicos.

Los contenidos teóricos impartidos a lo largo de estas dos semanas se distribuyen en diversos apartados. La directora del museo, Carmen Gloria Rodríguez, el conservador del espacio, José Ignacio Sáenz, y el profesor de Prehistoria de la Universidad de Castilla La Mancha, Jorge Onrubia dirigirán la sección que aborda el Agáldar prehispánico y colonial y las explicaciones, alrededor del propio museo y parque arqueológico.

Entre las visitas que contempla el V Campus de Arqueología, los alumnos tendrán la oportunidad de conocer enclaves del centro de la Isla y conocer de cerca los aspectos fundamentales que han consolidado al proyecto Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria como Patrimonio Mundial de la UNESCO, de la mano de los inspectores de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria.

Recinto arquelógico de la Cueva Pintada
Recinto arquelógico de la Cueva Pintada

El V Campus de Arqueología Cueva Pintada cuenta con la colaboración de la Universidad de Castilla-La Mancha, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, el Servicio de Cultura y Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, Arqueocanaria, el Ayuntamiento de Gáldar y la Residencia Escolar Manuel Sosa Hernández del Gobierno de Canarias.

Esta quinta edición cita certifica que se ha consolidado la aspiración de convertir al Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada en un espacio para la enseñanza y el aprendizaje de las técnicas y las disciplinas que conforman el trabajo arqueológico con el atractivo que supone hacerlo sobre los cinco mil metros recuperados del antiguo Agáldar, espacio que saca a la luz vestigios datados entre los siglos VII y XVI.