Vegueta se entrega al Santo Encuentro

17/04/2019

La procesión del Santo Encuentro de Cristo reunió este Miércoles Santo en las calles del casco histórico a numerosos devotos. Nuestra Señora de los Dolores de Triana recorrió la zona comercial, aunque la lluvió restó brillantez al evento

La procesión del Santo Encuentro de Cristo volvió a congregar este Miércoles Santo en las calles de Vegueta a numerosos fieles a una cita que expone en la calle el Evangelio según San Lucas, como explica Antonio Avelino Henríquez, Hermano Mayor de la Real, Ilustre e Histórica Hermandad del Santo Encuentro de Cristo y Cofradía de nazarenos del Santísimo Cristo con la Cruz a Cuestas y Nuestra Señora de los Dolores de Vegueta, entidad encargada de su organización.

Así, los tronos del Cristo con la Cruz a Cuestas, San Juan Evangelista, La Verónica y la Virgen de Los Dolores de Vegueta -todos ellos obra de Luján Pérez- junto al de María Magdalena -cuya autoría pertenece a Silvestre Bello, discípulo del imaginero grancanario- salieron de su parroquia de Santo Domingo de Guzmán sobre las 20.30 horas para iniciar sus respectivos itinerarios por las calles del casco histórico de la ciudad, salvo San Juan y la Magdalena que realizaron el mismo camino.

Durante esos recorridos se produjeron los cuatro encuentros que dan nombre a esta cita religiosa. El primero de ellos lo protagonizaron San Juan y la Magdalena con el Cristo, en el lateral izquierdo de las Casas Consistoriales.

El segundo cruce de pasos tuvo a la plaza de los Álamos, en la trasera de la catedral, como escenario y representó el momento en el que San Juan y la Magdalena acuden a buscar a la Virgen de los Dolores.

El tercer de los encuentros se desarrolló en la plaza de Santa Ana, con la Virgen de los Dolores y el Cristo, mientras que el cuarto y último de estos momentos se produjo al subir María Magdalena a Santa Ana para enjugar la cara del Cristo.

Como en ediciones anteriores, la música jugó un papel muy importante en el desarrollo de la procesión. Así, el Cristo estuvo acompañado por la agrupación musical La Salle de Agüimes y con el trono de la Virgen salió la Unidad de Música del Mando Aéreo de Canarias.

Concluidos los encuentros, el evento perdió brillantez y público ante la aparición de la lluvia. En la plaza de Santa Ana se desarrolló el sermón de las Siete Palabras con el párroco de Guía. Además, en esta ocasión participaron el coro de Nuestra Señora del Rosario y Margot García, que interpretó dos malagueñas.

Concluida esta parte de la procesión, todos los tronos abandonaron la plaza de Santa Ana para entrar en la catedral. Una vez dentro, pasaron por delante del altar y abandonaron el templo con el cortejo para regresar agrupados a su templo por las calles Obispo Codina, Espíritu Santo, Reyes Católicos, Dr. Chil, Dr. Verneau, San Marcos, García Tello y plaza de Santo Domingo.