USPB denuncia que los vigilantes regularon las vías en la cabalgata

14/03/2019

El sindicato cree que el Ayuntamiento suplió a los policías locales con agentes privados en el carnaval. USPB también reclama al alcalde la información de lo sucedido.

La Unión sindical de la Policía y Bomberos (USPB) registró ayer, de manera oficial, su petición del expediente por el que fueron contratados los servicios de una empresa privada de seguridad para velar por el normal desarrollo de la cabalgata de carnaval, que se celebró el sábado pasado con una afluencia de unas 200.000 personas.

En su escrito, el representante de USPB, Víctor García, denuncia que el personal de seguridad privada realizó «labores propias de la Policía Local en la vía pública, viéndose en algunos cruces, rodando elementos de señalización y regulando el tráfico». Y ello tanto durante la cabalgata como en la celebración del mogollón posterior.

Para García, «los vigilantes privados no pueden asumir estas funciones bajo ningún concepto» ya que «no pueden suplir a las fuerzas de seguridad». En su opinión, «parece que este Ayuntamiento está desmontando los servicios públicos para favorecer la contratación de empresas privadas, y esto no lo vamos a tolerar».

La información que está reclamando este sindicato al grupo de gobierno -que aún no ha dado su versión de unos hechos que ocurrieron el sábado pasado- es «la copia íntegra del expediente» por el que se produjo la contratación; las copias de las actas previas de las reuniones de las juntas de seguridad donde se acordó la contratación de la empresa; los informes emitidos por la Jefatura de la Policía Local, tanto los previos como los posteriores a la cabalgata; y «la autorización, si existiese, de la Delegación del Gobierno para la prestación de servicios en la vía pública del personal de la empresa de seguridad involucrada, en qué condiciones y con qué limitaciones».

El origen de este problema está en el impago de las horas extra a los policías por parte del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ya que se les adeuda todo el trabajo realizado fuera de su horario laboral desde el mes de junio. Esto ha hecho que los agentes se hayan negado a integrar dispositivos especiales.

Dispositivo especial

En el caso de la cabalgata del carnaval, el número de agentes necesarios era de 140, pero solo sesenta se presentaron como voluntarios. El resto se cubrió con los 35 agentes de la unidad especial GOIA y con 72 de libre designación. Pero estos últimos dejaron de trabajar a las 21.30 horas, con lo que los 35 del turno nocturno no reunían el número suficiente para que la cabalgata se desarrollase en plenas condiciones de seguridad. Y, por eso, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria decidió contratar a una empresa privada de seguridad para la cabalgata, algo que no se había hecho hasta ahora y que solo tiene como precedente el pago a bomberos privados para la noche de San Lorenzo.

La petición de información de USPB se suma a la que planteó el martes el sector de la Policía Local de Fesp-UGT y a la que realizó el portavoz del Partido Popular, Ángel Sabroso. El edil informó que en estos años el Ayuntamiento ha destinando más de dos millones de euros al año en pagar horas extra «y encima se contrata seguridad privada para eventos en la vía pública».

  • 1

    ¿La ausencia de radares móviles en la capital grancanaria aumenta los riesgos del tráfico en la ciudad?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados