Solo cuatro barrios se resisten a Sánchez

02/05/2019

La fragmentación de la derecha, el discurso del PSOE y el miedo a Vox provocaron un apoyo masivo de la capital a Pedro Sánchez. Ganó en todos los barrios salvo en Vegueta, Tafira Alta, Ciudad Jardín y Alcaravaneras.

Todos los barrios de la capital grancanaria sucumbieron a la ola de Pedro Sánchez. Solo cuatro de ellos (Vegueta, Tafira Alta, Ciudad Jardín y Alcaravaneras) mostraron su preferencia por el candidato del Partido Popular, Pablo Casado. Y de esos cuatro, en dos ganó el PP por poco: en Vegueta lo hizo por tres votos; y en Alcaravaneras, por dos.

El dominio socialista se fragua desde las mesas que se constituyeron para la cita electoral del domingo pasado. El PSOE ganó en 456 urnas (un 87%), mientras que el PP se tuvo que resignar con la victoria en 40 de ellas (8%).

Mas contentos estarán en Ciudadanos. Las siglas de Albert Rivera consiguieron el ansiado sorpaso en veinte mesas (casi un 4% del total), mientras que Unidas Podemos hizo lo propio con el PSOE en una mesa.

La jornada electoral arrojó también como sorpresa que en cinco mesas se produjo un empate: en tres de ellas, las fuerzas igualadas fueron las del PSOE y Ciudadanos; mientras que en dos, el resultado quedó en tablas entre los socialistas y los populares.

Lógicamente, los partidos obtienen mejores resultados allí donde hay mayor número de habitantes, si bien hay diferencias en cuanto a los bloques apoyados. Así, Arenales nutre a Ciudadanos, Nueva Canarias, Unidas Podemos, PP y Vox; en La Isleta obtienen buenos resultados Coalición Canaria, Nueva Canarias, PSOE y Unidas Podemos; y en Escaleritas, los más beneficiados son Coalición Canaria, Ciudadanos, PP y Vox.

Si se miran los resultados desde el punto de vista porcentual, relacionando las papeletas obtenidas por cada partido en función del número de votos válidos en cada mesa, se obtiene un panorama más claro, menos mediatizado por el factor poblacional.

Lo que se deduce entonces es que la fragmentación de la derecha queda muy bien reflejada en estos datos ya que se nutren de los mismos barrios y se desangran casi en las mismas zonas. Así, Ciudadanos y PP obtienen sus mejores resultados en Tafira Alta (23% y 27% respectivamente) y en Triana (24% y 26% respectivamente). En este último barrio también Vox alcanza uno de sus mejores respaldos, con un 12%.

Curiosamente, los dos partidos conservadores coinciden también en Jinámar como el terreno de juego donde reciben menos apoyos: Ciudadanos se queda con un 8,8% de los votos válidos, mientras que el PP solo alcanza un 9,6%.

Algo similar le ocurrió a las dos fuerzas nacionalista en Las Coloradas: Coalición Canaria solo obtuvo uno de cada de cien votos, mientras que Nueva Canarias llegó al 2,2%. En cambio, sí se observan diferencias en cuanto a sus apoyos, ya que CC tiene sus mejores resultados porcentuales en La Matula y Siete Puertas, mientras que Nueva Canarias tiene como base de crecimiento El Lasso y Cruz de Piedra.

Por otra parte, sorprende la pujanza de Vox, que supera el 10% de los votos válidos en los barrios de Tafira Alta, Triana, Ciudad Jardín, Alcaravaneras e Isla Perdida.

Mayor variedad

Las fuentes en las que beben PSOE y Unidas Podemos son más diversas, lo que demuestra que su electorado no es tan rígido como el del bloque conservador.

Para el Partido Socialista, son los vecinos de Cruz de Piedra y El Polvorín los que muestran su mayor apoyo, en torno a un 42% de los votos depositados en las urnas de los dos barrios. En cambio, donde menos interés suscitó la figura de Pedro Sánchez fue en Tafira Alta, donde quedó como tercera fuerza con un 18% de las papeletas; y en El Zardo, donde si bien ganó, solo lo hizo con el 22% de los votos, seguido muy de cerca por Ciudadanos (20%).

Por su parte, Unidas Podemos puede preciarse del respaldo que le dispensó Las Coloradas (casi un 30% de los votos) y de Isla Perdida (alrededor de un 25%). En cambio, sus registros peores son los de Tafira Alta, barrio en el que se ve superado por el PP, Ciudadanos, PSOE y Vox; y en Casa Ayala, donde el 14% de respaldo vecinal lo sitúa como cuarta fuerza.

Otro dato curioso es el hecho de que Unidas Podemos no obtuvo ni un voto en una mesa de Escaleritas. Y lo mismo le pasó a Vox en otra de Tamaraceite.