Problemas constructivos obligan a Cáritas a cerrar la casa Mafasca

26/04/2019

Un informe técnico detecta graves daños estructurales en el inmueble de Vegueta que aconsejan la clausura del centro para personas sin hogar. Los residentes serán reubicados en otros centros.

J. Darriba / Las Palmas de Gran Canaria

Un informe técnico sobre la situación del edificio donde se ubica la casa hogar Mafasca detectó la existencia de graves y severos daños estructurales que afectan a la habitabilidad del inmueble. Los problemas se deben a filtraciones por capilaridad, según un comunicado interno repartido entre los trabajadores de este dispositivo social de Cáritas. El hogar Mafasca es un servicio de alojamiento de media–larga estancia que atiende a personas en situación de sin hogar, según explica la organización social en su página web.

Este recurso habitacional tiene plazas para treinta personas, aunque en estos momentos se daba cobijo a una veintena de personas, que se reubican «garantizando el cumplimiento de los compromisos de alojamiento temporal de las veinte personas acompañadas en alojamientos alternativos».

Se baraja que el cierre del inmueble de Vegueta se produzca en torno al día diez del mes que viene y en ella prestaban servicio monitores en tres turnos distintos, trabajadores sociales, psicólogos... De acuerdo a la información disponible en la web de Cáritas, en el hogar Mafasca se trabajaba en cuatro líneas diferentes de actuación: crecimiento personal, hábitos saludables y participación comunitaria; intervención psico-socio-educativa; apoyo en la búsqueda de empleo y formación; y sensibilización e incidencia pública.

La casa Mafasca lleva más de treinta años funcionando en la capital grancanaria. Primero se articuló como una casa de transeúntes, que era como se denominaba a las personas sin hogar hasta hace unos años. Luego recibió el nombre de Mafasca. Estuvo abierta en la calle Padre Anchieta, en el barrio de Escaleritas, hasta hace unos cuatro años, momento en el que se reubicó en el inmueble actual, que está en Vegueta, en la calle Sor Brígida Castelló, cerca de la plaza de Santo Domingo. Cáritas no respondió a la petición de información hecha por este periódico.