Paseo de Chil pide el proyecto inicial del carril bici que mantiene el aparcamiento

16/03/2019

Vecinos afectados dicen que en la reunión de este viernes con el concejal de Movilidad éste les informó de que el cambio fue introducido por Urbanismo. «Hay espacio para todos», insisten y piden un encuentro con el alcalde

«Queremos que se respete el proyecto inicial, que mantenía los aparcamientos». Esa es la reclamación que hacía ayer Javier Gil, representante de los vecinos de Paseo de Chil afectados por la desaparición de plazas de estacionamiento que lleva consigo la implantación del carril bici que el Ayuntamiento desarrolla en esa vía -que se incluye en la nueva red ciclista de la ciudad-, tras el encuentro que mantuvo con el concejal de Movilidad y del distrito Centro, José Eduardo Ramírez, quien asegura le informó de que la actuación en ejecución en esa zona «ahora está en Urbanismo, que ha visto la necesidad de cambiar».

Insiste en que el documento original, que fue el que se puso en exposición pública, «mantenía los aparcamientos» y que la intervención que ahora se lleva a cabo no se corresponde con el mismo. «Queremos saber por qué se ha modificado el proyecto inicial», apunta. Además, indica que si se ha realizado ese rectificado «tiene que haber documentación aprobada» y exige conocerla. «Hubo una exposición pública del proyecto pero no de la modificación», expone.

Gil que califica de «satisfactoria» la reunión con Ramírez pues «nos escuchó» y «nos ha atendido muy bien», aclara que los vecinos de Paseo de Chil «no nos oponemos a que haya un carril bici», ya que son muchas las personas de esta parte de la ciudad que hacen uso de este medio de transporte alternativo, entre las que se incluye. Pero reclama que «no se quiten los aparcamientos», una medida que no afecta solo a los residentes. «Perjudica a las guarderías, al centro de rehabilitación y a toda la ladera del Cuyás», dice.

El portavoz de los afectados considera que «hay muchas posibilidades de coexistir» ya que las dimensiones de la vía permiten mantener «los dos carriles de circulación, los aparcamientos, las aceras y el carril bici».

Además, recuerda que Paseo de Chil «es una calle muy singular» de la capital grancanaria pues «es muy larga y sin conexión con la parte baja», a lo que se suma el hecho de que la zona carece de servicio público de transporte.

Gil considera que la actuación es fácilmente reversible «ya que con cuatro botes de pintura se puede arreglar todo», en referencia a que es una intervención que no precisado de mayores trabajos y que a cambio el beneficio sería muy grande, «pues ese cambio en el proyecto a nosotros nos hace mucho daño».

Los vecinos recuerdan que la eliminación de plazas para aparcar en una vía que no tiene alternativas para el estacionamiento perjudica a los residentes, «sobre todo a las personas de mayor edad», pero también a quienes viven en zonas cercanas. «Ya se están quejando en la parte del Obelisco o del Doramas porque también les perjudica», apunta Luis Azcona, otro de los vecinos que se reconoce perjudicado y que recuerda que son muchos los apoyos que están sumando en su causa de mantener los aparcamientos, tanto de los grupos de la oposición como de candidatos a la Alcaldía de la ciudad.