Artículo de opinión del sacerdote Carlos Azcona

Lo ha vuelto a hacer

15/02/2018

«Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra», se escuchó al final de la representación. ¡Bravo! ¡Nunca imaginaría encontrar una frase literal de Jesús en medio de una fiesta pagana!»

ETIQUETAS:

Lo ha vuelto a hacer. Y lo hará las veces que haga falta. Porque hay cosas que no tienen remedio. Unos pocos lo vieron, en directo, en el Parque de Santa Catalina. Muchos otros lo seguían a través de las redes y la televisión. La inmensa mayoría, sin duda, se enterará en diferido de algo que nunca perderá novedad, porque siempre es actual: la misericordia de Dios. Una misericordia que Dios se adelanta a concedernos, casi antes de pedirla nosotros, porque le conmueven nuestras debilidades. Pero espera nuestro arrepentimiento y enmienda para otorgárnosla.

Era evidente y muchos lo esperaban: después de atacar a Jesús y a la Virgen, ahora le tocaba el turno a la Eucaristía. Con una puesta en escena que resumía algunas verdades de la fe cristiana, aunque presentadas en una forma grosera e incluso blasfema. Sería bochornoso comprobar cuántos de los que participaron en semejante burla están bautizados y no han sufrido el menor reparo en seguir adelante con un proyecto, cocinado a fuego muy lento.

«Hemos asistido a los últimos minutos de tu reinado caduco, que no solo te han servido para llamar la atención de los medios, haciendo un nuevo escarnio de la fe cristiana, sino también para mover el corazón de Dios a la compasión, aunque quizá no seas consciente de ello».

Sin embargo, el gran mensaje del grotesco espectáculo es que Dios sigue confiando en la humanidad, pese a los fallos que nosotros cometamos. Aunque esto no nos tiene que llevar a fallarle deliberadamente, porque estaríamos traicionando su misericordia. Por eso, creo que ha habido más inconsciencia que otra cosa. Pero ofensa también, y muy grave.

«Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra», se escuchó al final de la representación. ¡Bravo! ¡Nunca imaginaría encontrar una frase literal de Jesús en medio de una fiesta pagana! Esto sí que es echar piedras contra el propio tejado.

No hay libertad de expresión que ampare ofensa alguna. Porque la libertad de expresión no se puede invocar para ofender a nadie, ni a sus creencias. No es un escudo que permita decir o hacer lo que a cada cual le venga en gana. Precisamente porque es libertad, lo es para todos. Y está sujeta a unas reglas de juego que hoy, como en muchas otras ocasiones en que se ataca a los cristianos, se han infringido de modo gratuito y flagrante. Sin consecuencias, como tristemente cabe esperar.

Hemos asistido a los últimos minutos de tu reinado caduco, que no solo te han servido para llamar la atención de los medios, haciendo un nuevo escarnio de la fe cristiana, sino también para mover el corazón de Dios a la compasión, aunque quizá no seas consciente de ello. Los que sí nos damos cuenta, querido Sethlas, empezaremos la Cuaresma con un motivo más de desagravio. Para que nuestra oración alivie el sufrimiento de Cristo y su santísima Madre, siempre a los pies de la cruz.

«Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra», se escuchó al final de la representación. ¡Bravo! ¡Nunca imaginaría encontrar una frase literal de Jesús en medio de una fiesta pagana!»

  • 1

    ¿Las obras en las calles están afectando al tráfico en Las Palmas de Gran Canaria?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados