Movilidad

La navidad trae 30.000 coches

04/12/2017

Entre 28.000 y 30.000 coches se suman estos días al tráfico en la capital con motivo de las fiestas navideñas. Este año parece que la situación se ha adelantado y ya desde la celebración del Black Friday se han dejado sentir las retenciones. También la ampliación de la oferta comercial con Alisios se nota en Tamaraceite.

La Policía Local ha diseñado un plan de tráfico especial para las fechas navideñas que se circunscribe al periodo comprendido entre el 1 de diciembre y el 7 de enero. Sin embargo, la novedad que representa la apertura del centro comercial Alisios y la cada vez más arraigada costumbre de comprar durante el Black Friday, el último viernes de noviembre, se está dejando ya sentir en el tráfico capitalino en forma de ralentización de la circulación y atascos, en especial en el entorno de las principales zonas comerciales.

De hecho, en los últimos días ya se ha notado el aumento de tráfico en áreas como Mesa y López o el entorno de Las Arenas, pero también en la avenida marítima y en la circunvalación porque llegan más vehículos procedentes del norte y del centro de la Isla.

Esto es especialmente notable ya en Tamaraceite tras la inauguración del centro comercial Alisios. Este fin de semana, por ejemplo, las colas iban desde la rotonda de Lomo Los Frailes hasta Siete Palmas; y desde la rotonda de la gasolinera BP hasta la altura de Leroy Merlin.

Aumento.

Según las explicaciones de la Policía Local, «el incremento considerable de la afluencia de ciudadanos en las principales áreas comerciales de nuestra ciudad y la celebración de multitud de eventos públicos y privados a lo largo de la geografía municipal conlleva que la densidad de tráfico que normalmente soportan la vías afectadas aumenten en orden a un 20%».

Este incremento supone que, en estas fechas, el número de vehículos que se suman a las vías de Las Palmas de Gran Canaria oscile entre los 28.000 y los 30.000 aproximadamente.

El aumento del volumen de tráfico se corresponde, como es de esperar, con un incremento del número de accidentes de tráfico, si bien la variación respecto a otras épocas del año no es tan notable. De hecho, de acuerdo a las estadísticas de atestados que maneja la Policía Local en los últimos seis años, durante el periodo navideño se produce un 11% más de accidentes de tráfico, aunque la mayoría son de escasa relevancia.

Esto supone que ocho de cada cien siniestros que contabiliza la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria a lo largo de un año tienen lugar durante el periodo de navidades. Y aquí la media es la misma tanto en diciembre como en los primeros días de enero. En ambos casos, el promedio de accidentes es de diez cada día. Y el de heridos por atropello, en todo el periodo navideño, asciende a dieciocho personas, esto es, una cada dos días.

Los peores días.

Las estadísticas muestran, en todo caso, una concentración curiosa de atestados policiales en fechas muy concretas. Así, en los últimos años, los días que más siniestros registran se concentran entre el 17 y el 18 de diciembre, por un lado, y entre el 3 y el 4 de enero, por otro. También sobresalen en cuanto al índice de siniestralidad los días 20 y 23 de diciembre.

Ante este panorama, la Policía Local ha puesto en marcha un dispositivo especial que tiene como objetivo básico «vigilar el tráfico en las entradas y salidas de la ciudad, y en las zonas de Triana, Mesa y López, Santa Catalina, La Ballena, Las Arenas, Siete Palmas, Pedro Infinito, Tamaraceite y Jinámar, no solo a través de la presencia policial sino a través de las cámaras de vigilancia del tráfico situadas en el Centro Municipal de Seguridad y Emergencias de Las Palmas de Gran Canaria».

Unos 600 agentes.

Aunque el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no ha informado aún del dispositivo especial de seguridad para las navidades de 2017, el número de agentes que suele activar por estas fechas suele rondar los seiscientos, si se cuenta tanto a los agentes de la Policía Local como a los de Movilidad. Los dos actos en los que hay que prestar una atención especial son la carrera popular San Silvestre -en la que se esperan unos 7.000 corredores- el 31 de diciembre; y, sobre todo, la llegada de los Reyes Magos al muelle de Santa Catalina y la posterior cabalgata de Reyes por la ciudad.