La capital suspende tasas y retrasa el cobro de impuestos

20/03/2020

El periodo de pago voluntario de impuestos se fija para el 4 de diciembre. Quedan exentos de pago de tasas los taxistas, los vendedores del rastro, las terrazas, los negocios que pagan la tasa de basura, hoteles, centros comerciales y quioscos

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria adoptó este jueves una serie de decisiones fiscales y tributarias que tratan de aliviar la situación de precariedad que sufren las empresas de la capital como consecuencia del parón económico motivado por el confinamiento que impone el coronavirus. En el paquete de medidas se incluye también el aplazamiento del pago de impuestos para los ciudadanos hasta el próximo 4 de diciembre.

El tripartito ha decidido suspender al menos siete tasas. Los empresarios afectados por estos tributos son los que tienen terrazas -572 establecimientos-, los pescadores que ponen las barcas en las playas y los hamaqueros, los que están en trámite de apertura, los establecimientos que abonan el servicio de recogida de basuras y residuos sólidos urbanos -un total de 21.000-, los taxistas -que son 1.639 licencias-, los puesteros del rastro y las ferias -que incluye a 435 personas- y otro medio centenar de sociedades -hoteles, centros comerciales, complejos deportivos y entidades alojadas en el centro de emprendedores- que se librarán de pagar el canon por la realización de su actividad en el municipio.

La supresión de estas tasas provocará una reducción de los ingresos municipales de unos 2,12 millones de euros, a los que hay que sumar otros dos millones de euros por la anulación del canon referido.

Entre las tasas mencionadas, las más importantes por su importe son la referida a la recogida de basuras, que se presupuestó en 1,23 millones de euros; las licencias de apertura, que se calcularon en 300.000 euros; o la ocupación del dominio público con motivo de las actividades comerciales como el rastro y otras ferias, que se estimó en 110.950 euros.

Aquellos que hayan pagado estos tributos desde el 1 de enero hasta la fecha recuperarán el importe abonado de oficio.

Además, el Ayuntamiento se comprometió a agilizar todos los pagos a las empresas, que ya mantenía un periodo medio de pago de diez días, así como las sociedades municipales que ya han habilitado los mecanismos para reducir el periodo del abono de los contratos. De la misma manera, se están estudiando las medidas para mantener los contratos a los proveedores e incluso establecer adelantos de pago de futuros contratos en aquellos casos que sea posible, especialmente para autónomos y pymes.

El teléfono 010 está habilitado para resolver cualquier duda o tramitar los cambios que se quieran gestionar en materia tributaria

En cuanto a los impuestos, se aplaza el pago voluntario de todos los tributos municipales (Impuestos de Bienes Inmuebles, de Vehículos, de Actividades Económicas y la Tasa de Vados) hasta el 4 de diciembre. Para los ciudadanos que hubieran optado por el pago anticipado (el que tiene un 5% de descuento), el cargo se mantiene en junio. En todo caso, si ahora el ciudadano prefiere anularlo o cambiar el fraccionamiento puede llamar al número 010 para solicitarlo.

El órgano de Gestión Tributaria ha ampliado el número de líneas para la atención telefónica en el 010 con motivo del cese temporal de la atención presencial en las oficinas municipales.

«Las políticas económicas que impulsamos tienen como objetivo reconocer y combatir la grave situación que se está produciendo con la crisis del coronavirus, en la que hay gente que lo está pasando mal, sobre todo, pequeños y medianos empresarios y trabajadores que están perdiendo sus trabajos», dijo el alcalde, Augusto Hidalgo.