Giro a la inglesa en la plaza de España

07/06/2020

La peatonalización de la rotonda obligará a introducir cambios en la circulación de la zona. Desde el Paseo de Chil se podrá girar a la izquierda, una vez llegado a la glorieta, para ir hacia la zona del auditorio Alfredo Kraus. Los coches que vienen de Mesa y López solo podrán ir hacia Néstor de La Torre. León Tolstoi quedará para Guaguas Municipales

La transformación de la plaza de España en una zona peatonal impondrá modificaciones importantes en el tráfico del entorno. La obtención de casi 5.000 metros cuadrados de superficie para peatones y transporte público generará un giro a la inglesa en la única parte de la rotonda en la que se permitirá el tráfico general, esto es, en la sección comprendida entre el Paseo de Chil y el tramo de Mesa y López que conduce o llega desde la zona de Guanarteme.

Éste será el principal cambio en lo que al tráfico de esta zona se refiere. De acuerdo a los planes que maneja el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, la prohibición de la circulación en la rotonda generará un cruce entre el Paseo de Chil y la avenida de Mesa y López. Así, los coches que vengan de Escaleritas o de Ciudad Jardín tendrán dos alternativas al llegar a la plaza de España: girar a la derecha, como está ahora, para entrar en Néstor de La Torre; o bien, y aquí radica la novedad, girar a la izquierda, ya dentro de la rotonda, para tomar Mesa y López en dirección hacia Guanarteme.

Por su parte, los vehículos que vengan de Mesa y López solo podrán seguir hacia Néstor de La Torre.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Javier Doreste, aseguró que «se hará un cruce a la inglesa, como el que existe en la calle Pilarillo Seco, y se regulará con semáforos para evitar problemas».

De esta propuesta de ordenación quedan excluidos los vehículos de los residentes de la avenida de Mesa y López, que podrán entrar circulando en la rotonda para dirigirse a sus garajes.

Se mantiene invariable la conexión de Mesa y López con el Paseo de Chil a través de Olof Palme.

Otra de las alteraciones que trae de la mano el proyecto de peatonalización es el cambio de sentido de la calle León Tolstoi y su transformación en una vía exclusiva para los vehículos de Guaguas Municipales. En esta calle se colocarán nuevas paradas, al igual que en la propia plaza de España. La vía tendrá un carril guagua que conectará con el existente en la avenida de José Mesa y López, en sentido poniente. La memoria del proyecto asegura que «esto permite que las guaguas realicen by-pass a la calle Olof Palme, la cual presenta un alto nivel de servicio».

Al respecto, Doreste aseguró que en todo caso la decisión de llevar todas las guaguas (o solo una parte) que circulan por Juan Manuel Durán a través de León Tolstoi en lugar de Olof Palme corresponde a Guaguas Municipales.

Desde la compañía se dice que es tan solo una propuesta pero que no está cerrado porque dependerá de las conexiones con la MetroGuagua.

Además, también se cerrará al tráfico la calle Diderot, que mantendría un acceso al aparcamiento de viviendas para los residentes, y que se completaría con una plataforma de uso compartido entre peatones y ciclistas.

El último cambio al que se tendrían que enfrentar los conductores respecto a la situación actual es el que afecta a la salida del aparcamiento que está en la plaza. En este caso, los vehículos tendrán que ir hacia atrás, saliendo de la plaza, para dirigirse hacia Néstor de La Torre. El concejal de Urbanismo también apunta la posibilidad de que estos conductores puedan entrar por Concepción Arenal, ya que en estos momentos el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se está planteando la posibilidad de cambiar el sentido de esta vía al amparo del proyecto de construcción de un intercambiador de transporte aquí.

La circulación de salida del aparcamiento puede generar un conflicto con la de los residentes que entren a Mesa y López. Para ello, se está pensando en regular con semáforos la salida del aparcamiento.

Giro a la inglesa en la plaza de España

Esta transformación se hace para convertir la plaza de España en un gran espacio ciudadano que rematará la peatonalización anunciada del tramo de Mesa y López entre la calle Galicia y la propia rotonda. El anillo central de la plaza se pavimentará con tierra batida y se generarán nuevas zonas verdes y de esparcimiento, que pretenden configurar la actual rotonda, dominada por el tráfico, en un punto de encuentro ciudadano. La propuesta se encuentra en fase de licitación con una inversión prevista de 1,01 millones de euros. Se espera que la metamorfosis culmine en unos seis meses.

En lo referente a las bicicletas, se mejora la intersección del carril bici de Paseo de Chil, en el cruce con la calle Néstor de la Torre. Y se proyecta su unión con el carril bici en la calle Diderot así como el futuro carril en ambos lados de la Avenida José Mesa y López.