Fredica rechaza cierre de León y Castillo al tráfico del vehículo privado

07/08/2019

El sector de los importadores y distribuidores de automóviles, Fredica, ha rechazado este miércoles la posibilidad planteada por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a instancias del colectivo del taxi, del cierre al tráfico privado de la calle León y Castillo.

En un comunicado, Fredica subraya que esta decisión podría ser un auténtico caos para la ciudad, dado que ésta es la única vía principal interior que dispone la ciudad en dirección Puerto-Triana y que las arterias alternativas de las calles Tomás Morales y Luis Doreste Silva, además, van de Triana al Puerto.

Agrega que el cierre de esta calle supondría canalizar gran parte del tráfico por la avenida Marítima, vía que puede quedar sobrecargada generando graves problemas de tráfico en sus extremos, además de dejar de suponer una alternativa de gestión del tráfico en el caso de problemas en otras vías, como la propia avenida Marítima.

En su opinión, la medida perjudicaría "de manera muy importante" la circulación y el acceso a los residentes en las zonas de la avenida Marítima, Arenales y Tomás Morales, como a los vecinos de Ciudad Jardín, quienes tendrían que realizar un complicado recorrido para acceder a sus domicilios y aparcamientos, generando problemas de tráfico en el conjunto de calles transversales y paralelas a León y Castillo.

Para Fredica, esta medida necesita ser profundamente estudiada antes de tomarse una decisión final.

Recuerda que el desarrollo del carril bici en la ciudad, proyecto en ejecución que se ha alejado de sus orígenes tras la actualización realizada en el 2016, se basa en su implementación a costa de la eliminación expresa de carriles de circulación y eliminación de aparcamientos, además escogiendo vías principales de la ciudad.

A su juicio, estas medidas se realizan sin establecer planteamientos alternativos para los usuarios de los aparcamientos eliminados, como sobre cálculos con relación a los efectos que sobre el tráfico supone la eliminación de los carriles de circulación.

Apunta que el planteamiento del cierre total al tráfico privado de León y Castillo es un paso más que puede ir en contra de lo que en principio podría ser un buen proyecto para la ciudad, pero que viendo las actuaciones realizadas en los últimos meses, y con toda celeridad, "puede terminar generando muchos problemas donde actualmente no existen".

Añade que el cierre de la calle supondrá, como ya se puso de manifiesto, deprimir más el comercio de la zona afectada, sobre todo los situados en la misma vía, una zona de antigua pujanza económica que, en los últimos años, ha soportado obras de ensanche de aceras, eliminación de aparcamientos en superficie y de carriles de circulación, que cerraron muchos locales y da imagen de abandono.

Fredica anuncia que solicitará una reunión con los responsables de movilidad del Ayuntamiento capitalino para dar a conocer su postura sobre este asunto.