El Niño Jesús de La Luz regresa a casa

14/07/2019

La obra de Luján Pérez vuelve a lucir en su conjunto en la parroquia de La Luz en La Isleta. La figura del niño regresa a los brazos de la Virgen una vez culminada la restauración a la que se sometió tras dañarse en una caída la pasada Navidad.

La Virgen de La Luz «parece que está más contenta y tiene una sonrisa». Eso es lo que opinan los feligreses de la parroquia de la calle Pérez Muñoz que alberga esta obra del imaginero Luján Pérez y así se lo han expresado a su párroco, Benjamín Ramírez. El motivo no es otro que el regreso este lunes de la imagen del Niño Jesús a los brazos de la madre tras ser sometido a un proceso de restauración que ha durado dos meses y vino dado por la caída que sufrió la figura la pasada Navidad, durante unas labores de limpieza llevadas a cabo en el templo, como explicó el propio cura en su día.

Ramírez señala que en los siete meses que la representación del niño ha estado fuera de la iglesia han sido muchos los asiduos a este templo que le han preguntado por su estado y por su regreso. «Siempre venían a preguntar y les explicaba que el problema era todo el papeleo y la burocracia que lleva una obra de estas», dice. Y es que recuerda «que si fuera otra obra que no tuviera valor artístico sino solamente sentimental para la gente, se habría hecho enseguidita, pero al ser una obra de arte, ya eso va más despacio».

Precisamente el valor que encierra la imagen de Luján fue la que llevó al Obispado a requerir los servicios de Amparo Caballero -restauradora de los museos insulares del Cabildo de Gran Canaria- para realizar el proyecto de actuación y la posterior intervención de la misma.

La experta recomendó en su momento una restauración urgente pues la figura presentaba daños importantes en la cabeza, contaba con fracturas y desprendimientos en los dos brazos y en una pierna, además de tener quebrados varios dedos de pies y manos. Si bien, exponía que salvo en la zona de la cabeza, en el resto de la imagen los cortes eran limpios.

Caballero también supervisó el traslado y la colocación de la figura del Niño Jesús en los brazos de la Virgen de La Luz y explicó a Ramírez la actuación que había desarrollado en los dos meses que se ha prolongado el proceso de recuperación de esta pieza artística.

Además le avanzó la necesidad de acometer una restauración con mayor profundidad. «Nos dijo que más adelante, cuando se pueda y tengamos los recursos para poder hacerlo, se necesitaría una restauración más en profundidad del niño», expone. La idea es paliar intervenciones anteriores en la obra de arte «con las técnicas, los tratamientos y la legislación que hay ahora».

Ramírez apunta que la restauración a la que acaba de someterse «ha servido para consolidar y dejar bien la imagen» pero que en una intervención futura hay que incluir también la figura de la virgen, ya que de lo contrario «quedaría un contraste un poco extraño» pues hay que tener en cuenta que «la imagen es un conjunto».

El cura de iglesia de La Luz destaca también que el accidente sufrido por la imagen ha servido para que se plantee la necesidad de desarrollar un protocolo que marque las líneas de actuación a la hora de manipular cualquiera de las piezas con valor patrimonial y artístico que custodia el Obispado. Así, indica que «esto será algo que imagino pondrán desde Patrimonio del Obispado y nosotros nos pondremos de acuerdo con ellos a la hora de mover ya no solo esta imagen sino todas las que tengan un valor».

Añade que «vamos a hacer un protocolo, unas líneas de actuación que sean lo más unificadas posible para todas las imágenes» y afirma que Caballero «le ha pasado al Obispado lo que entiende que debe ser una buena praxis», un documento que entiende ser remitirá a las parroquias.

Ramírez cree que el «Obispado está muy implicado y concienciado» en mantener un patrimonio artístico que pertenece a Canarias «porque las imágenes quedan y nosotros pasamos».

Reconoce que la vuelta del Niño Jesús ha generado «muchísima alegría» a los fieles y supone un aliciente de cara a la preparación de las fiestas de La Luz que se celebran en octubre.

  • 1

    ¿Le parece que el muelle de Sanapú, junto al acuario de Las Palmas de Gran Canaria, es el mejor sitio para instalar un astillero de yates de lujo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados