El carnaval que nace en las aceras

    Cargando reproductor ...
14/02/2019

La Chirimurga del Timple presenta su cuarto personaje, Servicio 24 horas, convertida ya en una referencia de la fiesta en la calle, esencia que no quieren perder nunca.

El carnaval más auténtico, el que nace de lo popular y desencadena sonrisas, encontró una nueva vía de inspiración en 2016 con la aparición de La Chirimurga del Timple, un grupo de cantautores agrupados bajo la influencia de las tradicionales formaciones del carnaval de Cádiz y que cada año sustenta su repertorio sobre la creación de un personaje particular del que este año solo quieren desvelar su título: Servicio 24 horas. «Partimos de la acera, de la pura calle», refiere Lu Darias, uno de sus integrantes.

Esta jueves estarán sobre las tablas del CICCA desvelando los secretos alusivos a su vestuario y su repertorio. Para la función no quedan entradas. Sí que quedan, no muchas, para la segunda fecha que han tenido que programar para el 28 de febrero. «La gente ha comprado las entradas sin saber de qué vamos a ir. Confíamos en que el personaje va a ser muy empático y se va a sentir identificada gente de todas las generaciones, que eso es un plus a nuestro favor. Cada año representamos a un personaje y llevamos todo el repertorio hacia ese personaje», introduce Víctor Lemes desde el local de ensayo.

La Chirimurga del Timple irrumpió en la fiesta desde las aceras, como sintetizaba Darias. Su primera creación fueron Los Guardaplasmas, inspirados en Mariano Rajoy y su afición a comparecer ante los medios desde una pantalla. El año siguiente regresaron con Los Muy Yayos, y el pasado carnaval consolidaron el fenómeno con Los que hacen la calle. Vestidos de barrenderos y protagonizando una campaña de Limpieza que se hizo viral.

Ya forman parte de la fiesta como actores principales, y este viernes arroparán a Manolo Vieira en el pregón. «Esto nació de una manera improvisada para la calle. De repente empezaron a correr por ahí vídeos que se hicieron vírales y nos vimos actuando durante la deliberación del jurado de las murgas, actuando en la gala de la gran dama y empezamos a ser más reconocidos. Poquito a poco empezamos así aunque jamás nacimos con esta previsión», indica Lemes.

Se muestran agradecidos por la recepción a su propuesta

La Chirimurga del Timple ha provocado una transgresión en una fiesta que apenas introducía elementos novedosos en su agenda oficial desde la irrupción de la gala drag. Eso es lo que más destaca para Lu Darias. «Lo difícil es que se haya aceptado nuestra propuesta dentro del formato del carnaval, porque esa creatividad ya la tenía. Desde el momento en el que ves grupos de amigos que se curran un disfraz durante meses, que se meten en su papel y hacen su teatrillo en el carnaval de día, eso ya era este formato pero sin música. Lo que es de agradecer es que hayan incluido esta propuesta que hemos hecho así, como un grupo de amigos que se disfrazan y se inventan un par de canciones, y que la hayan asumido en el formato del carnaval. Que nos parece una generosidad por parte del carnaval y por parte de la organización», expone.

De la formación original solo quedan tres integrantes: Luis Quintana, Víctor Lemes y Rubén Rodríguez. Y durante estos años se han incorporado José María Raposo, Félix Aguilera, Ángel Tovar, Lu Darias, Gerardo Suárez y Ardiel Zaya.

La esencia.

La Chirimurga del Timple ha alcanzado un estatus significativo, con la presentación del personaje y formando parte del gran acto de apertura del carnaval. Pero tienen claro dónde está su lugar en los fastos. «La calle te da unas cosas, una cercanía, que son diferentes a las que te da un teatro. En el teatro hay un trabajo escénico detrás, pero lo que más nos gusta es la calle. Para la calle tenemos cuplés más subiditos de tono, que a lo mejor en un teatro no puedes cantar», resume Ardiel Zaya.

El propio Zaya define cuáles fueron las motivaciones que a día de hoy siguen alimentado el motor creativo de la agrupación. «Echábamos de menos esa parte de ir a la calle. De ver a las murgas cantado. Creo que este año se van a ver más murgas en la calle, el año pasado ya después del concurso fueron al parque a cantar un poco y se trata de eso. De acercarse a la gente», indicó.

Los miembros de La Chirimurga del Timple pasan su repertorio, siempre entre lo divertido y lo crítico, por un formato asambleario que no desune al colectivo y hace el proceso más diverso. «Hay otra cosa que también es muy satisfactoria, que es el tiempo de preparación, de tormenta de ideas que te pegas con estos nueve locos, con las amistades que se van forjando dentro del grupo que es muy diferente a la de otro grupo de amigos. Tenemos una complicidad y vivencias que no tienes con otra gente», dice Darias, a lo que añade Zaya: «Hemos conseguido una unión y un ensamblaje de nueve personas diferentes unidos por la pasión a lo mismo».

  • 1

    ¿Debe perdonar el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Gran Canaria la deuda al cantante Manny Manuel?

    Sí.
    No.
    Ns/ Nc.
    Votar Ver Resultados