El Ayuntamiento relanza la prueba del día libre en el taxi

12/09/2017

El Ayuntamiento quiere relanzar la prueba de los días libres para el sector del taxi. El gobierno mantiene su idea de poner en práctica la libranza obligatoria como medio de recuperar el sector, aunque su diseño final no está decidido. Los taxistas siguen divididos ante la propuesta.

Las Palmas de Gran Canaria

Un año después, las posiciones apenas han variado: el sector del taxi sigue dividido ante la libranza obligatoria y el Ayuntamiento mantiene su intención de efectuar una prueba «para que luego sean los taxistas los que decidan».

Las dos posiciones quedaron claras este lunes en la reunión de la Mesa del Taxi que se celebró en el Consistorio capitalino y en la que no estuvo presente la ATAT, la asociación mayoritaria, aunque se incorporaron otras de reciente creación.

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento, José Eduardo Ramírez, explicó que se van a estudiar las propuestas de los taxistas, que son varias: unos se oponen a la libranza obligatoria; otros proponen que sea un día del fin de semana; algunos plantean que sea entre semana; unos piden que sean dos días; y los últimos reclaman que se regule de manera definitiva los días libres, no como prueba.

«Estudiaremos todas las propuestas y tomaremos una decisión, pero nuestra postura previa es celebrar la prueba y que luego decidan los taxistas», expuso el edil.

«Sospechamos que cualquier decisión que tomemos acabará en los juzgados y por eso queremos armarla bien», añadió. Ramírez no quiso adelantar fechas pero matizó que «no queremos tardar mucho».

Con mayor placidez discurrió el asunto de la constitución de la mesa del taxi. Al respecto, las dos partes acordaron redactar un reglamento que regule el funcionamiento de la mesa.

Para ello, se han dado de plazo hasta el mes de octubre para ir redactando un borrador con las aportaciones de los colectivos y de los profesionales que quieran participar a nivel individual.

«Como administración, nos resulta importante tener un órgano adecuado en el que debatir con los interlocutores del taxi», explicó José Eduardo Ramírez, «la idea es acordar campañas y propuestas de mejora».

El edil lamentó que la ausencia de una mesa del taxi haya impedido contar con sus representantes en la mesa general de movilidad.