La recaudación diaria media baja un 13% respecto al año anterior

El Ayuntamiento recauda 7.833 euros al día en multas

15/11/2017

El Ayuntamiento ha ingresado, hasta el 31 de octubre, unos 2,38 millones de euros en concepto de multas, básicamente de tráfico. Esto supone que cada día, el Consistorio recibe 7.833 euros de media. Pese a lo abultado de la cifra, el dato refleja un descenso de la recaudación de 1.221 euros al día respecto al año 2016 (hasta septiembre).

Las Palmas de Gran Canaria

Cada día que ha pasado desde que se inició el año, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha ingresado unos 7.833 euros por multas, básicamente de tráfico. Se trata, obviamente, de un promedio que abarca hasta el 31 de octubre. En ese periodo, las arcas municipales han recibido, gracias a las infracciones de tráfico, 2,38 millones de euros.

Si la cifra le parece abultada quizás le consuele saber que el año pasado fue peor (o mejor, si se mira desde la perspectiva de la administración local). En 2016, hasta el 30 de septiembre, es decir, con un mes menos de ejecución que en 2017, ya se había recaudado 2,47 millones de euros, lo que supone unos 91.000 euros más que en el presente año.

De aquella cantidad, 2,42 millones de euros se debían a multas por infracciones de la ordenanza de circulación, y el resto, a otro tipo de sanciones.

Esto arrojaba un saldo medio diario de 9.054 euros al día. En otras palabras, el año pasado, entraban en las cuentas del Ayuntamiento un promedio de 1.221 euros diarios más que en 2017.

¿La diferencia estriba en que hay menos multas? La respuesta es que no. Si se atiende a las obligaciones reconocidas netas de uno y otro año, es decir, a la cantidad que el Consistorio ya ha reconocido como cobrable, ha aumentado de 2016 a 2017. De acuerdo con los datos de la liquidación de los dos presupuestos, la cuantía de los derechos reconocidos por multas ascendía en 2017 a 5,66 millones de euros (18.634 euros por día), frente a los 4,72 millones de euros (18.258 euros por día) del año anterior.

Esto indica que aunque se tramitan más multas este año que el pasado, al final se cobró más en 2016 que en el presente ejercicio económico, algo que apunta a un empeoramiento de la gestión recaudatoria por parte del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.