Un 15% del dinero para prestaciones sociales se quedó sobre la mesa

El Ayuntamiento deja sin usar 595.000 euros en ayudas de emergencia

20/05/2017

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se ahorró en 2016 un total de 595.050,74 euros en ayudas de emergencia y de especial necesidad. De los 3,9 millones de euros presupuestados para este fin, algo más del 15% se quedó sobre la mesa de una ciudad que aún tiene unas 44.884 personas desempleadas.

Las Palmas de Gran Canaria

La atención social a los ciudadanos más desfavorecidos tiene una amplia carta de posibilidades en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Entre ellas están las prestaciones económicas de especial necesidad o las de emergencia social; el servicio de ayuda a domicilio; el IBI social; las ayudas a la eliminación de las barreras arquitectónicas o los diferentes bonos que Guaguas ofrece a colectivos con especiales necesidades, como desempleados o familias numerosas. En total, las partidas presupuestadas para ello en 2016 fueron de 19,4 millones de euros. Sin embargo, lo que se gastó finalmente fue 15,7 millones de euros, esto es, unos 3,7 millones menos que lo previsto.

Las atenciones benéficas y asistenciales, de las que se nutren básicamente las ayudas de emergencia, dejaron sin utilizar más del 15% de su presupuesto. Eso supone que el grupo de gobierno se ahorró 595.050,74 euros en las partidas destinadas a atender a personas en riesgo de vulnerabilidad social, de tal modo que puedan pagar recibos o asegurar la compra de alimentos y vestimenta, entre otras necesidades. En 2016, el número de beneficiarios de estas prestaciones se redujo en 633 respecto a 2015 al pasar de 5.558 a 4.925, según los datos aportados por el concejal de Bienestar Social, Jacinto Ortega, en una respuesta escrita en marzo.

Diferencias de gestión

El área que dirige Ortega (LPGC Puede) dejó sin ejecutar un 15% del presupuesto de las ayudas de emergencia, mientras que en Tamaraceite su compañera Mercedes Sanz no utilizó ni un euro de esta partida y el edil Sergio Millares dejó sin uso un 14,4%. En cambio, los concejales del distrito Centro, José Eduardo Ramírez (Nueva Canarias) gastó más del 99% del presupuesto de ayudas de emergencia, y los de los distritos de Ciudad Alta, Mario Regidor, y Cono Sur, Lourdes Armas, ambos del PSOE, gastaron el 100%.

Las partidas de asistencia social no quedaron finalmente como fueron presupuestadas: si a principios de año se hizo la previsión de gasto por valor de 20,54 millones de euros, finalmente esta cifra se quedó en 19,4 millones. Esta reducción se debió en buena medida al recorte de 1,2 millones de euros que se quitaron de la partida del IBI social -la ayuda para el abono del catastro- para pagar festejos, conciertos y otros actos culturales.