La primera muestra estaba muy turbia y se tomarán tres más

El Ayuntamiento analiza el agua subterránea del Confital

04/10/2017

El Ayuntamiento está analizando ya las primeras muestras de agua obtenidas de las prospecciones que se han hecho en El Confital para localizar el origen de la contaminación fecal que prohíbe el baño en la playa desde hace meses. Se ha decidido hacer tres tomas más en cada una de las dos catas.

Las primeras muestras del agua tomada en el subsuelo del Confital estaban «muy turbias» por lo que el resultado que puedan arrojar sobre la contaminación que afecta a la playa es aún incierto. En todo caso, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha encargado a la empresa AT Hidrotecnia que recoja tres muestras más, entre esta semana y la siguiente, en cada una de las dos catas realizadas por la compañía Estudios de Suelos y Obras Canarios (Esocan).

Las perforaciones, de un diámetro diez centímetros y una profundidad de veinte metros, han logrado detectar que el nivel freático en el punto más próximo a la entrada del Confital se encuentra a ocho metros por debajo del subsuelo, mientras que el otro, más cercano a la ladera, se localizó a unos trece metros bajo la superficie.

Aparte de los análisis bacteriológicos, lo que se va a hacer es detectar el perfil de salinidad y temperatura de las aguas para averiguar si llega agua que no sea marina. «La hipótesis con la que trabajamos es que haya algún foco antiguo de aguas residuales no controladas que venga de la zona alta», explicó el concejal de Aguas, Roberto Santana, «podría venir desde Las Coloradas, de la entrada del Confital o de la zona militar».

El edil descarta que el origen de la contaminación esté en la red actual de alcantarillado porque de ser así, habría altos niveles de Escherichia coli y no de enterococos.

El sistema de toma de muestras se basa en la colocación de un tubo de plástico con ranuras, que va entre los dos y los veinte metros de profundidad, y que se separa del terreno con un colchón de árido fino para que no entre mucha tierra en la muestra.

Por el momento, la playa sigue cerrada al baño porque los análisis no muestran una continuidad de buenos resultados, sino que éstos se alternan con elevados niveles de concentración de enterococos.