La revisión del Plan Hidrológico cuenta 2.387 captaciones en uso

08/01/2019

De 6.488 manantiales, pozo y galerías inventariados en la isla, el Consejo Insular de Aguas solo encuentra 2.692, de los que 305 están en desuso. La densidad en La Aldea cuadruplica la de Telde.

Los documentos iniciales de la revisión del Plan Hidrológico de Gran Canaria incluye una actualización del número de pozos, galerías y nacientes para aprovechamiento de las masas de agua subterráneas que funcionan en la isla que reduce a 2.692 captaciones de las 6.448 inventariadas las que realmente existen. 3.755 de las incluidas en archivos del Consejo Insular de Aguas (CIA), el 58% del total, no han sido encontradas porque «nunca llegaron a construirse o han sido destruidas o soterradas», dice la memoria del Tercer Ciclo de Planificación Hidrológica (2021-2017) en exposición pública, que precisa que «tiene constancia de 2.387 captaciones que podrían estar en funcionamiento (37% del total) y 305 en desuso (5%).

De las 10 masas de agua subterránea inventariadas, la que registra el mayor número de captaciones es la de Medianías Norte, con 1.040 en funcionamiento porque «es la zona donde se produce la mayor recarga del acuífero insular al registrarse las mayores pluviometrías y encontrarse en superficie los materiales más recientes y permeables».

Pero si la comparación fuera entre el número de captaciones y la superficie de la masa de agua, la que mayor densidad registra es la Oeste, con 13,6 pozos, galerías y nacientes por cada kilómetro cuadrado. Es la del acuífero de La Aldea, extensamente explotado por la actividad agrícola existente. Su densidad cuadruplica la de la segunda masa en esta clasificación, que es la Este (3,3), la del acuífero costero de Telde, también muy explotado en comparación con el de Medianías Norte (2,3).

Al no tener los datos de los volúmenes reales extraídos por las captaciones en servicio, para valorar el impacto de esta presión humana sobre las masas de agua subterránea el CIA estimó las extracciones en función de los caudales inscritos en el Registro Insular de Aguas y tuvo en cuenta los usos y demandas de cada sector y la procedencia de los recursos (aguas subterráneas, superficiales, desaladas o regeneradas). Así estimó que en el año hidrológico 2014-2015 el volumen extraído fue de unos 55,3 hectómetros cúbicos (=mil millones de litros), esto es, el 40% de la recarga de la isla, valorada en 139,5 hectómetros cúbicos al año.

En base a la relación entre extracciones y recargas estimadas, y a las transferencias entre ellas, en especial de las procedentes de las masas de Medianías, la única en la que se detecta una presión «significativa» por poca diferencia entre entradas (infiltración, retornos y transferencias) y salidas (extracción) es la Suroeste. En las del Este, Sureste, y Oeste, aunque la relación entre las extracciones y los recursos es positiva, «se constataron problemas desde el punto de vista cuantitativo» en el anterior ciclo hidrológico, por lo que, por seguridad, se consideran «con presión significativa por extracción». En el resto de las 10 mas subterráneas no se aprecia impacto.

  • 1

    ¿Se deben limitar las carreras o el running por el paseo de Las Canteras?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados