La isla suma 975 puntos de riesgo de incendio por líneas eléctricas

30/07/2018

En 2015 eran 759 incidencias, de las que 482 siguen siendo un peligro. La colaboración que ha mostrado Endesa «no ha resultado suficiente» para corregir este peligro. 826 puntos están en las zonas de alto riesgo de incendio forestal y 435 están dentro de espacios naturales protegidos.

Aunque los chispazos de las líneas eléctricas como origen de incendios forestales en Gran Canaria han desaparecido de entre las principales causas de los fuegos imprudentes, el número de puntos de potencial riesgo por este motivo ha aumentado de 759 en 2015 a 975 en 2018, según la inspección llevada a cabo a principios de año por agentes de Medio Ambiente.

De esos 975 puntos de potencial riesgo de incendios por causa eléctrica, 493 son nuevos, pero el resto, 482, se corresponden con lugares que ya se habían localizado en el informe de 2014-2015 y en los que no se ha actuado para minimizar o eliminar el riesgo, o bien la intervención no ha sido suficiente.

Del total de puntos, 826 se detectaron en el interior de las zonas de alto riesgo de incendio forestal (Zaris) y 435 están dentro de la red insular de espacios natural protegidos.

Divididos en distintos niveles de gravedad (bajo, medio o alto), los puntos de potencial riesgo de incendio forestal detectados por los agentes del Cabildo fueron elegidos por su ubicación y el deficiente estado de mantenimiento y conservación de las líneas eléctricas, en su mayoría de baja y alta tensión y de alumbrado público.

El informe sobre este peligro elaborado por el área de Medio Ambiente constata que personal de Endesa ha actuado en puntos de alta peligrosidad, eliminando o controlando el potencial riesgo en un breve periodo de tiempo, por lo que esta vía de colaboración con el principal propietario de las líneas afectadas se considera «muy eficaz para la neutralización». No obstante, la colaboración «no ha resultado suficiente» para atender todas las incidencias, siendo recomendable incidir en ella para mejorar la prevención, por lo que se ha traslado a la entidad la nueva relación de puntos de potencial riesgo de su competencia.

Entre los principales incumplimientos de las medidas de prevención puestos de manifiesto tras las inspecciones destacan las 35 incidencias detectadas en líneas de alta y media tensión por falta de limpieza de combustible forestal bajo los apoyos y conductores de tensión, la existencia de vegetación en las zonas de seguridad de los tendidos y la existencia de tendidos aéreos insuficientemente protegidos.

Entre las líneas de baja tensión, la incidencia más común es su contacto con la vegetación, pudiendo dar lugar a la pérdida de su aislamiento por roce o fricción continuada.

Los técnicos de Medio Ambiente recomiendan una actualización de la normativa de medidas preventivas para líneas eléctricas aéreas en zonas forestal que evite que el castigo por provocar un incendio por falta en estos casos a la «irrisoria multa de 3.000 pesetas (18 euros)» establecida desde 1972.

De los 975 puntos de riesgo potencial de incendio por esta causa, 509 se localizan en la comarca 4 del dispositivo de lucha contra el fuego (Ingenio, Telde, San Mateo, Valsequillo y Agüimes). De ellos hay 423 en Zaris y 246 en espacios protegidos

  • 1

    ¿Le parece suficiente el apoyo de las instituciones al desarrollo de los canarios que viven en entornos rurales?

    Sí.
    No.
    Ns /Nc.
    Votar Ver Resultados