El tráfico cae un 72% con el confinamiento

09/04/2020

La intensidad media bajó en un 67,07% en la primera semana del estado de alarma en las principales vías metropolitanas de Gran Canaria. Desde el 23 de marzo solo ha menguado un 5%.

La intensidad media de vehículos que pasa a diario por las principales carreteras del área metropolitana de la isla ha caído desde el inicio del estado de alarma y hasta ayer en un 72,31% en relación a la que era habitual durante lo que iba de año 2020, según los datos recopilados por la Consejería de Obras Públicas del Cabildo en 14 puntos kilométricos de la red viaria de alta capacidad del entorno de Las Palmas de Gran Canaria.

El gran descenso se produjo en la primera semana del confinamiento aprobado el 14 de marzo. El tráfico se redujo en un 67,07% entre los días 15 y 22 del mes pasado en relación al que era habitual. Sin embargo, desde entonces solo ha menguado en otro 5% pese a la ampliación del confinamiento a los trabajadores no esenciales desde el 23 de marzo y a los controles de la Guardia Civil desde el 30 de marzo para verificar el cumplimiento de estas medidas de aislamiento.

Llama la atención el hecho de que la caída en la intensidad media diaria respecto a las cifras habituales anteriores al estado de alerta fuera del 72,84% en la semana del 23 al 29 de marzo y que subiera ligeramente, al 72,31%, desde el 30 de marzo hasta ayer.

Para el consejero de Obras Públicas, Miguel Ángel Pérez, «hay algo raro» en estas cifras, que incluyen todo tipo de vehículos, incluidos los de mercancías y emergencias. A su juicio «no es normal» que desde que el confinamiento se extendió a los trabajadores no esenciales el tráfico solo se haya reducido en un 5% en relación al de la primera semana de aislamiento. Eso significa, sostiene, que «hay más vehículos circulando por la calle de los que debería haber».

Sirva de ejemplo de la evolución del tráfico el túnel de La Laja, en la salida de la capital hacia el sur por la GC-1, donde el tránsito medio diario bajó de los 43.405 vehículos habituales a los 11.211 contados durante los controles de la Guardia Civil. La cifra ya había descendido a 15.291 desde que empezó a aplicarse el estado de alerta y a 12.231 al entrar en vigor el aislamiento de los trabajadores no esenciales.

La caída del tráfico es generalizada en los 14 puntos medidos de las autovías del sur y del norte, GC-1 y GC-2, respectivamente, así como de la carretera de circunvalación a la capital (GC-3) y de la variante de Tafira (GC-4). De ellos, la mayor intensidad anterior al estado de alerta por la Covid-19 se registraba en los dos sentidos de la circulación de la GC-3 a la altura del túnel de Santo Domingo, por donde pasaban casi 50.000 vehículos diarios, y la menor se producía en la subida y bajada de Pedro Hidalgo a la GC-3, en la que rondaba los 5.000.