El tendido eléctrico de Chira-Soria elegido es el que más suelo protegido cruza

29/03/2019

El trazado de alta tensión seleccionado en el proyecto de construcción es el que más kilómetros atraviesa de la Red Natura 2000. Para las 25 torretas previstas en la ZEC Macizo de Tauro II se necesitan 169 metros de nuevos accesos y para 7 en otras dos alternativas se requerían 1.000.

ETIQUETAS:

El trazado de la línea eléctrica de alta tensión para la evacuación de la energía que genere la central de Chira-Soria que el proyecto reformado de construcción considera «más favorable» de las cuatro alternativas barajadas es el que más kilómetros atraviesa de la Zona de Especial Conservación (ZEC) Macizo de Tauro II y uno de los dos prácticamente aéreo.

Y lo es, según el estudio de afección a la Red Natura 2000 que figura en la evaluación de impacto ambiental, porque «dentro de la ZEC no requerirá de la apertura de nuevos accesos» para la instalación de los 25 apoyos que sostendrán el tendido a lo largo de los 9,4 kilómetros de longitud que pasarán por Macizo de Tauro.

El estudio concluye que este trazado «ha reducido al mínimo, cuando no eliminado», el riesgo de producir afecciones apreciables a los objetivos de la ZEC porque no afecta a ningún hábitat de interés comunitario prioritario y las superficies afectadas de otros no prioritarios «son relativamente pequeñas (0,1 hectáreas)», se localizan principalmente en márgenes de caminos y corresponden al hábitat de cardonales y tabaibales, «ampliamente extendido».

Tampoco afecta, agrega, a las especies objetivo de conservación de la ZEC, en este caso un arbusto denominado gildana del Risco Blanco (Teline rosmarinifolia) que figura en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas en la categoría de en peligro de extinción.

El trazado que propone 41 torretas, de entre los 37 y 63,5 metros de altura, entre la central y la subestación de Santa Águeda reduce a 169 metros los accesos de nueva construcción dentro del espacio de la red Natura 2000 que serían precisos para instalar las 25 torretas «en su práctica totalidad en paralelo y muy próximas a la red de caminos y pistas existentes».

En comparación con el trazado elegido por Red Eléctrica de España (REE), el proyecto constructivo del año 2013 elaborado por Endesa proponía una línea de 18,6 kilómetros aprovechando en gran parte de su recorrido el fondo del barranco de Arguineguín. Por Macizo de Tauro II pasaban 8 kilómetros (5,7 soterrados y 2,3 en aéreo) gracias a 7 apoyos y 1.000 metros nuevos de nuevos accesos.

El otro trazado mixto aéreo-subterráneo barajado en la evaluación de impacto, la alternativa 2, también recorre en su mayor parte el lecho del barranco de Arguineguín pero en su primer tramo lo hace por una galería paralela al túnel de acceso principal a la central hidroeléctrica. 7,9 de sus 17,9 kilómetros cruzan Macizo de Tauro II (5,5 bajo tierra y 2,4 en aéreo) también con siete torretas y 1.000 metros de nuevos accesos.

La otra opción aérea estudiada es de 16,1 kilómetros. Esa alternativa 4 reduce la afección a la Red Natura 2000 a 7 kilómetros pero la amplía a dos espacios más, la ZEC Pilancones y la Zona de Especial Conservación de Aves (ZEPA) Ayagaures y Pilancones.

El estudio de afección concluye que los tramos soterrados de las dos primeras alternativas «afectarían a una superficie mínima de 1,2 hectáreas del hábitat Galerías y matorrales ribereños» y, puntualmente, al de palmerales, de interés prioritario. Además, abrir bajo el lecho del barranco una zanja de grandes dimensiones requeriría de unas siete cámaras de empalme de 35 metros cuadrados dentro de la ZEC.