El calor llegará, pero poquito a poco

22/06/2018

La previsión de la Aemet para el verano apunta a unas temperaturas más bajas que las de años anteriores. Se mantiene la tendencia fresca que se inició en marzo y todo indica que será una estación bastante seca, sin apenas precipitaciones.

El tiempo va a cambiar. Eso seguro, pero el verano que comenzó ayer no se instalará tan pronto como algunos desearían. Ya estos días se está notando una mejoría en las temperaturas, aunque en lo que resta de mes se mantendrá la tendencia de los últimos meses, es decir, los termómetros seguirán estando por debajo de lo habitual para esta época del año. Será ya en julio cuando la cosa mejore de manera considerable, eso sí, sin llegar a los extremos de años anteriores, con veranos muy cálidos y algunos, incluso, extremadamente cálidos, según la predicción estacional que ayer ofreció la Agencia Estatal de Meteorología en Canarias (Aemet) para los próximos tres meses.

«Ojo, que esto hay que cogerlo con pinzas», advertía a renglón seguido Víctor Quintero, delegado de la Aemet en la provincia tinerfeña, que volvía a explicar que las predicciones a tan largo plazo se realizan según procedimientos probabilísticos y tienen «un carácter meramente indicativo». Y por eso, en muchas ocasiones, no es que estas predicciones se desvíen un poco del comportamiento meteorológico real, sino que, como sucedió con la pasada primavera, yerran por completo.

El trimestre pasado que se esperaba más cálido de lo normal, en línea con la tendencia de los últimos años, al final resultó ser uno de los más fríos del periodo de referencia, que abarca desde el año 1981 a 2010. Tanto frío fue que para encontrar un mes de mayo con una temperatura tan baja habría que remontarse hasta mayo de 1989.

calima. La «cautela» es para estos casos lo que tiene que primar, aseguraba ayer Quintero, porque cualquier previsión más allá de una semana vista es una mera entelequia. Por eso tampoco la previsión en lo que a precipitaciones se refiere puede ir más allá de lo simplemente indicativo e indica que «apenas va a llover». Los valores que apuntan son «normales», pero en esta época del año «son siempre muy bajos».

Resumiendo, que hará algo de calor, pero menos que en años anteriores y que llover, lo que se dice llover, pues no, que si caen cuatro gotas en tres meses será mucho.

Lo que no dijo Víctor Quintero es si este verano se darán episodios de calima, que es probable que sí - pero también menos-, ni si vendrán empujados por los cálidos y secos vientos del este, tan propicios para que se den estos meses una o varias olas de calor.

De momento, queda semana y media de tiempo agradable en las zonas de costa abiertas al este y al sur y algo menos en las medianías del norte, a donde los vientos alisios seguirán llevando la nubosidad y la humedad que arrastran del océano Atlántico.

Y seguirá chispeando estos días como lo ha venido haciendo prácticamente toda esta primavera, en las zonas norte de Gran Canaria, Tenerife y La Palma y también se acumuló humedad en el norte de La Gomera.

En Lanzarote y Fuerteventura, fueron quizás las dos islas que la pasada primavera más lluvia recibieron, sobre todo en abril. Ese mes llovió allí por encima de lo normal para esa época del año, porque abril, recordó Víctor Quintero, «es un mes en el que llueve muy poco en estas dos islas».

  • 1

    ¿Le parece necesaria la construcción en Agaete de un muelle más grande que el actual?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados